Spanish Chinese (Simplified) English French Japanese Portuguese

 

 

El  poeta insigne del siglo de oro de la literatura azerbaiyana

Los poetas son el reflejo del alma de un pueblo y los persas son un claro ejemplo de ello. A esta cultura pertenecen algunos de los más grandes poetas de la historia, entre los que destaca sin duda alguna Nizamí Ganyaví, cuyas obras están consideradas como la cúspide de la épica romántica de la literatura azerbaiyana.

Aunque no se sabe con certeza cuando nació, la mayoría de los historiadores sitúan este evento en el año 1141. El lugar, la ciudad de Ganja durante el reinado del último emperador Seljúcida de Persia, Sangar. A este gran poeta le tocó vivir un período convulso de la historia azerbaiyana. Su ciudad natal, en la actualidad perteneciente a Azerbaiyán, en aquellos años se encontraba en los confines del Imperio Persa, como parte de una conflictiva frontera con los pueblos seminómadas de las estepas del Cáucaso y con los sultanes turcos que pocos años antes habían arrebatado la península de Anatolia a los Bizantinos.

Por desgracia no sabemos mucho de su vida o las fechas precisas de sus obras, ya que los relatos de sus biógrafos están adornados por las numerosas leyendas que se han tejido a su alrededor.

 

Tapiz moderno mostrando al poeta Nizamí Ganyaví. Tapiz moderno mostrando al poeta Nizamí Ganyaví.

 

Estatua de bronce de Nizamí Ganjaví. Estatua de bronce de Nizamí Ganjaví.

 

Este extraordinario personaje era uno de esos sabios que de vez en cuando produce la humanidad. Hablaba con soltura en turco, persa, árabe y griego, además de su lengua materna, el azerí. Su conocimiento sobre matemáticas, historia, filosofía, astronomía, astrología, música, alquimia, medicina, geometría y derecho era notable. Pero a pesar de poseer tan gran cultura, nunca quiso convertirse en un sabio de palacio, medrando a la sombra de los emperadores, pues prefirió quedarse toda su vida en su natal Ganja, leyendo, escribiendo y enseñando, sus tres grandes pasiones. Esto, sin embargo, no le impidió aceptar el mecenazgo de muchos gobernantes locales a los que dedicaba sus obras a cambio de protección. Eran tiempos convulsos y había que ganarse la vida.

Uno de sus maestros fue el gran poeta Abolqasem Firdawsi, autor del célebre  Shahnamah (Libro de los Reyes).

 

Arte azerbaiyano basado en Leyla y Majnum, novela de Nizamí Ganyaví.Arte azerbaiyano basado en Leyla y Majnum, novela de Nizamí Ganyaví.

 

Manuscritos de 
poesía persa. Manuscritos de poesía persa.

 

Sultán turco. 
Sultán turco.

 

Como dato curioso, Nizamí se casó tres veces, pero cada vez que terminaba una de sus famosas obras épicas, moría su esposa, por lo que el gran poeta llegó a escribir lo siguiente: “¡Dios, qué es esto que por cada mathnavi debo de sacrificar una esposa!”.

Son sus obras principales: Hamsa, un largo poema que contiene veinte historias de contenido ético y religioso; Khosrow y Shirin; Layla y Majnun, basada en una antigua leyenda árabe sobre dos amantes; (Las Siete Bellezas), una biografía en forma de poema de uno de los más célebres emperadores persas sasánidas, Bahram-e Gur; y Eskandar-Nameh (Libro de Alejandro), que contiene diversos mitos árabes desarrollados en torno a la figura de Alejandro Magno, además de ser su obra más larga. Estos cinco textos son llamados “Los Cinco Tesoros” por los iraníes y los azerbaiyanos.

Nezamí murió en Ganja en el año 1209 y hasta la fecha es considerado como uno de los poetas más importantes de la literatura persa, y su legado es compartido por Afganistán, Azerbaiyán, Irán y Tayikistán.

 

Texto: Rodrigo Borja Torres ± Foto: roam som / © Onlyfabrizio / © Elnur / The British Library / BP / royal

e-max.it: your social media marketing partner