Spanish Chinese (Simplified) English French Japanese Portuguese

El Louvre y el Rijksmuseum se han unido para adquirir dos enormes cuadros de Rembrandt por 160 millones de euros ($175 millones de dólares), pertenecientes a la familia Rothschild, anunció el ministerio de cultura francés.

El acuerdo fue firmado por la ministro de cultura francesa Fleur Pellerin y su colega equivalente de Holanda, Jet Bussemaker; hecho que sella un acuerdo multimillonario a partir de septiembre para ambas obras maestras del artista nativo de los Países Bajos.

La adquisición–la cual le costó 80 millones de euros al Louvre- es la más grande hecha por un museo francés, y marca la primer colaboración de estos dos países en la compra conjunta de un coleccionista privado.

Los cuadros datan de 1643 y plasman al prominente magnate holandés Marten Soolmans y su futura esposa Oopjen Coppit, ambos vestidos de negro con encaje blanco en la víspera de la celebración de su matrimonio.

El ministerio ha comunicado en un anuncio oficial que ambos retratos tendrán una develación en Louvre “durante las próximas semanas”, antes de ser enviados a Holanda para su restauración.

Los trabajos serán compartidos entre el museo de París y el Rijksmuseum de Amsterdam; ambas casas de arte tienen las colecciones públicas museísticas más grandes del mundo.

Francia y Holanda han adquirido las pinturas de la rama francesa de la familia, uno de los apellidos más influyentes del mundo. Por casi 150 años, el público general podía ver fugazmente estos cuadros durante una exhibición que tuvo lugar en 1956.

El trato fue cerrado después de una serie de giros y vueltas, ya que el Louvre declinó el precio inicial establecido por los Rothschild en 2013.

 

e-max.it: your social media marketing partner