Exquisita y potente máquina  de altamar

Con exclusivos acabados llega un miembro más de la familia Azimut Yachts, con un plan maestro que acapara lujo y equilibrio en cada parte de este modelo. Exquisita y potente máquina de altamar: Azimut 98 Leonardo representa funcionalidad, belleza y tecnología.

En su interior las maderas oscuras y los tonos claros dan la nota. El salón principal está equipado con cómodos sillones, una pantalla plana acompañada de un minibar y una pequeña mesa centrada. Hacia popa encontramos un comedor al aire libre para cuatro y en la punta del barco un sitio de estar para disfrutar la brisa.

 

 

 

 

 

En dirección a popa sobre la misma cubierta se tiene acceso a la cabina de mando, con dos asientos de piel y acabados exquisitos. Los controles destacan por tener los mejores materiales y equipamiento de alta tecnología.

En la cabina inferior se encuentran las habitaciones, dos grandes, la principal y una VIP, y dos con camas gemelas individuales. Cada una de ellas cuenta con baño propio y armario, y la principal está equipada con una pequeña salita para dos.

Una escalera lleva al salón principal, y en la misma dirección, en popa, se localiza un pequeño espacio tipo garage para lanchas, un fácil acceso al mar.

 

 

 

 

La cocina se encuentra sobre la misma cubierta, con estilo minimalista, donde madera y aluminio se vuelven la sede del buen sabor a bordo, y ahí mismo hay espacio disponible para cuatro comensales sobre cómodos y originales sillones. Detrás se encuentran las habitaciones para la tripulación.

El exterior es tan espléndido como todo el yate. El casco del Azimut 98 Leonardo es totalmente aerodinámico, su magnífico diseño rompe cualquier ola y le permite alcanzar 29 nudos en su modalidad crucero.

 

 

 

 

Tiene ventanales que rodean cada cubierta, que permiten apreciar cada detalle. En la cabina superior se encuentra el flye-bridge, donde un acogedor jacuzzi acompañado de amplios asoleaderos, un minibar y un comedor para ocho personas se vuelven el sitio ideal para relajarse.

Hacia proa se localiza el timón de mando al aire libre que junto con un cómodo asiento tipo cama permiten al piloto y tripulantes admirar la travesía. En popa se puede disfrutar de asoleaderos disponibles para varias personas, incluso en la punta del yate.

Azimut refresca la calidad de un yate con finos retoques de funcionalidad, con belleza y estilo, y el modelo 98 Leonardo recalca esta tradición.

 

 

 

 

Características

Eslora 

30.75 m 

Manga 

6.8 m 

Calado 

2.01 m 

Capacidad de combustible

10,980 L 

Capacidad de agua

1,800 L 

Motores

2 x 2216 mHP (1630 kW)

MTU V16 2000 M92

Velocidad máxima

32 nudos 

Velocidad crucero

29 nudos 

 

Texto: Viridiana Barahona ± Foto: Cortesía de Azimut.

e-max.it: your social media marketing partner