Belleza a la Italiana

El Azimut 50 fue diseñado pensando en una producción futurista de yates de lujo, sin sacrificar la excelencia que esperan los clientes y usuarios de Azimut. Una de las experiencias más excitantes al viajar en esta elegancia de 50 pies es su vista. Aun, desde el puesto de mando de la cubierta principal hay una visibilidad de casi 360 grados por medio del amplio parabrisas, de las ventanas laterales exquisitamente diseñadas a cada lado, de los paneles de vidrio en la parte posterior del salón y de la puerta de vidrio que da a la cubierta exterior.

Es difícil encontrarle problemas de funcionamiento, aunque su bamboleo de lado a lado es más pronunciado a velocidades bajas, ese movimiento disminuye conforme aumenta la velocidad, e incluso, con corriente de frente nunca golpea. La consola del piloto incluye la instalación y el control del motor de empuje de popa y la palanca de mando que ya es estándar en los modelos Azimut más grandes. Desde ambas cabinas de mando su dirección hidráulica es tranquila, y a velocidades altas planea bien y responde fielmente a los controles. Puede maniobrar con facilidad en marinas congestionadas, y con la ayuda de su motor de empuje de proa y sus dos motores a diesel Caterpillar C12 se desliza tranquilamente en reversa para estacionarse en su embarcadero.

 

 

 

Su plataforma de buceo es ideal para abordar y disfrutar de los deportes acuáticos. Tiene dos escalerillas, una en cada lado, que llevan a la cubierta principal y a su cómoda sala abierta en la popa para tomar alimentos informales o cócteles disfrutando del paisaje. Dentro de la cubierta principal, el salón presume de muebles de madera preciosa con terminados en mate y aroma a cedro. Tres escalones hacia abajo y a estribor se encuentra una cocina abierta y espaciosa, que permite que el chef pueda socializar con los huéspedes. Para la adecuada preparación de los alimentos y menúes complicados incorpora amplios espacios de almacenaje y accesorios, y frente a la estufa hay metro y medio de cubierta destinado a ese fin.

 

 

 

La suite del dueño y la VIP son similares: muy amplias, bien iluminadas, pisos de teca en el baño, regadera separada, cubiertas de vidrio con lavamanos de acero inoxidable, todo lo cual le da un toque de elegancia. Aislada de la suite VIP por los dos baños se encuentra la suite maestra, que está en la proa, y es más que atractiva por ser un lugar privado con gran almacenaje. Su detalle más novedoso se encuentra empotrado en la puerta, es un tocador abatible con espejo y luz, que al guardarlo desaparece dentro de los lujosos paneles de madera de la puerta.

El Azimut 50 es un yate de lujo: espacioso, bien distribuido y bellamente diseñado. Sus interiores circulares le dan una fluida elegancia de movimiento y suavidad en su diseño. Y por su creativa incorporación de soluciones de almacenaje es ideal para navegantes que disfrutan de la comodidad con lujo a la italiana.  

 

 

 

Características

Eslora

16.02 m

Largo de casco

15.54 m

Manga

4.72 m

Calado

1.21 m

Desplazamiento

21.9 t

Capacidad de Combustible

2,220 L

Capacidad de Agua

500 L

Motores

2 x 669 HP CAT C12

Velocidad Máxima

32 nudos

Velocidad Crucero

29 nudos

 

Texto: Phil deKanter ± Foto: Azimut

e-max.it: your social media marketing partner