Pesca Submarina

Bucear entre corales y barcos hundidos puede resultar emocionante para la gran mayoría de los buzos, por lo que existen distintas variantes del la exploración submarina, como el buceo a profundidad, nocturno o libre. Todas las formas ofrecen suficientes razones para envolverse en neopreno y saltar por estribor, pero hay una de ellas que propone más retos que sólo un paseo, la pesca submarina.

Acapulco es un reconocido destino para practicar la pesca submarina, para la cual hay que cumplir con ciertos requerimientos, tanto legales como de equipo. Por un lado, es uno de los deportes más nobles; el reto de la amnea rigurosa contra la velocidad de los peces y sus rápidos reflejos hacen que conseguir una buena presa se convierta en toda una hazaña, sobre todo si se cuenta solamente con un par de aletas y un arpón. Las siguientes son recomendaciones básicas para salir del agua con algunos peces tigre, y con mucha suerte y bastante habilidad, tal vez hasta un dorado.

 

 

La máscara: Es importante elegir una que tenga el máximo campo de visión y poco volumen interior, para evitar mareos por las constantes inmersiones y salidas a la superficie, además de que al estar a la caza de escurridizos peces gato, se necesitará toda la perspectiva posible.

Snorkel: Los de boquilla de silicón suelen tener mejor sensación en la boca, aunque en este rubro siempre hay opiniones encontradas. Lo más simple es escoger uno largo y ancho para mejor ventilación, pero al mismo tiempo, suave para evitar lastimar los corales o paredes de las cuevas.

Aletas: Tener un mal par de aletas al practicar pesca submarina puede resultar tan incómodo como tener una piedra en el zapato al correr un maratón, por lo que hay que probarlas hasta sentir un 100% de comodidad. Al tratarse de este deporte, siempre es preferible que sean lo más largas posibles, y de ser posible, evitar las correas, éstas desaprovechan la fuerza del aleteo. Recuerda escoger un número más grande al del calzado de calle.

 

 

La boya: puede ser tan útil como necesaria. Todos los accesorios que no se pueden llevar al cinturón deben ir amarradas en ella, logrando una mayor comodidad y libertad de movimiento. Además, por norma, la boya alerta a las embarcaciones de buzos en la cercanía.

Arpón: Escoger un arpón que se ajuste a nuestras necesidades y gustos es tan difícil como escoger un automóvil. Es una obligación observar las reglas de seguridad y más que nada, saber bien qué tipo de pesca submarina se va a practicar y qué peces se quieren atrapar, en gran medida, de ello dependerá la marca y el modelo.

Recuerda siempre lavar el equipo con agua dulce después de cada inmersión, y revisar periódicamente su estado para evitar malos funcionamientos, sobre todo en el arpón.

 

 

Texto: Chume Balas ± Foto: AMURA

e-max.it: your social media marketing partner