La nueva creación del astillero francés VPLP Desing va más allá del poder de un yate o el de un velero, se trata de una nueva forma híbrida de navegar que se ilumina por el sol de la creatividad.

La palabra Komorebi designa al concepto japonés que representa una naturaleza realzada por los rayos del sol, en especial aquella luz que se filtra a través de las hojas e ilumina con un esplendor muy especial.

Pues bien, para la embarcación proyecto de 85.5 m de eslora, esta luz está por demás favorecida con una arquitectura que beneficia tanto los espacios abiertos como rincones privados. Dos inmensas “velas” rígidas y automáticas son capaces de impulsar el barco a 15 nudos con el motor apagado y un viento de 20 nudos, lo cual permite ahorrar un 30% de combustible con el modo híbrido activo.

La embarcación lo tiene todo, incluso una gran piscina, así como un beach club sin precedentes en la zona de plataforma, entre muchos otros atributos únicos y novedosos. El nivel de lujo es excepcional, y a pesar de su gran tamaño, le es posible arribar en puertos para embarcaciones convencionales debido a su estratégico diseño que lo hace pasar por un barco de escala normal.

 {socialbuttons}

e-max.it: your social media marketing partner