Durante el 60 aniversario del Salón Náutico Internacional de Fort Lauderdale, 110 mil asistentes, mil 200 expositores y mil 500 barcos en exhibición, se consolida como el mayor espectáculo de barcos del mundo.

Cuatro yates dignos de ver:

Madsummer de Lürsen. Se trata de un superyate de 311 pies con capacidad para 20 invitados. Fue construido este año y cuenta con comodidades como una pista de aterrizaje para helicópteros, piscina, salón de playa, gimnasio, spa y pista de baile.

 

 

Vida de Heesen. Diseñado por Omega Architects, éste es un superyate de casi 181 pies que no pudo ser presentado en Monaco Yacht Show, finalmente hace su debut mundial en FLIBS. Su motor de 760 GT alcanza una velocidad máxima de 16 nudos.

 

 

El grupo italiano Ferretti presenta dos nuevas innovaciones: el Ferretti Yachts 720 y el 48’ Wallytender junto a su extensa flota de clásicos.

 

 

Además, se puede apreciar el Riva 56’ Rivale, un glamoroso crucero deportivo descapotable y el primer modelo nuevo lanzado en 2017, tras el fallecimiento de Carlo Riva.

 

e-max.it: your social media marketing partner