El lanzamiento de este nuevo superyate de 180 pies es la muestra del compromiso de Heesen Yachts de que nada, ni nadie, puede impedir que sus astilleros golpeen los mares.

El navío nombrado Project Castor tocó por primera vez el agua cerca de las instalaciones de Heesen´s Oss y estará camino a su entrega en agosto próximo a un comprador que el constructor holandés acredita como uno de los propietarios de superyates estadounidenses “más experimentados”.

El superyate posee una amplia capacidad de 760 GT y es, por mucho, uno de los más voluminosos de 180 pies que ofrece Heesen. Tiene capacidad para 12 invitados en seis camarotes de tamaño considerable y es el primero en su clase en ofrecer una nueva configuración de diseño.

Luce un casco de acero diseñado por Van Oossanen Naval Architects y promete cualidades excepcionales de navegación. En cuanto a potencia, incluye dos motores principales de diesel MTU 8V 4000 M63 que le permiten atravesar los mares hasta a una velocidad máxima de 15.5 nudos; y es capaz, también, de cubrir 4 mil 500 millas náuticas cuando viaja a velocidad de crucero de 13 nudos.

Para lograr la construcción del astillero en medio de la pandemia de Covid-19, Heesen Yachts implementó estrictas reglas de distanciamiento social y empleó a únicamente la mitad de su plantilla laboral, quienes trabajaban en dos turnos separados.

e-max.it: your social media marketing partner