Pensando en satisfacer los gustos de sus futuros propietarios, el yate Azimut 68, perteneciente a la colección Azimut Yachts Flybridge, ofrece la opción de seleccionar entre tres configuraciones de los interiores.

Las líneas exteriores de la embarcación se crearon en una colaboración de Azimut con el arquitecto Alberto Mancini, y los espacios interiores, caracterizados por tonos pastel y formas redondeadas, fueron diseñados por el diseñador Achille Salvagni.

El modelo, exhibido por primera ocasión durante el Cannes Yachting Festival 2021, tiene capacidad para ocho pasajeros, distribuidos en cuatro camarotes.

Gracias al conocimiento del mercado y sus clientes, en Azimut Yachts diseñaron un yate de 21 m de eslora y 5 m de manga, que se adapta a los deseos de los dueños, quienes buscan cada vez más en soluciones a medida, y eso incluye embarcaciones de menores dimensiones.

Independientemente de la configuración elegida, siempre habrá un salón adicional y un área de usos múltiples en medio de la cubierta principal, que puede hacer las veces de un sitio de reunión o una pequeña sala de proyección.

La primera alternativa presenta un salón a la entrada de la cubierta principal, con una cocina cerrada por un lado. Esta disposición de “Lanterna” le da privacidad a la cocina y permite que la luz fluya por todo el espacio, creando un ambiente amplio y lleno de luz.

Para quienes buscan admirar las vistas del océano, la segunda versión, con una cocina abierta es ideal; la eliminación de la puerta corrediza abre la vista a popa, al conectarse la cocina directamente al comedor que, como en el diseño de Lanterna, puede convertirse en una segunda sala de estar.

En la tercera distribución, más informal, la cocina se encuentra en la popa para facilitar el flujo directo entre el interior y el exterior, mientras que la zona de estar se coloca en la proa. La opción con la cocina cerca de la entrada es perfecta para atender los comedores tanto externo como interno.

Independientemente de la elección, un enfoque prioritario en Azimut Yachts es la sostenibilidad, que no solo significa concentrarse en los sistemas de propulsión alternativos, sino en soluciones concretas que reduzcan el impacto medioambiental de sus embarcaciones.

Por lo anterior, en el Azimut 68 fue empleada fibra de carbono en la parte superior, incluida la superestructura, el techo rígido y parte de la cubierta, con el propósito de reducir los niveles de consumo de combustible al disminuir el peso del yate, a pesar de sus generosos volúmenes. El mismo objetivo fue clave para el diseño del casco, cuya forma se optimizó para lograr un mejor rendimiento y el máximo placer en el crucero.

El Azimut 68 es impulsado por un par de motores Volvo IPS 1350 de 1,000 CV, y alcanza los 32 nudos de velocidad máxima y 28 nudos de crucero,

e-max.it: your social media marketing partner