El Salar está ubicado al sur de Bolivia y tiene una superficie de 12,000 km cuadrados. Se formó gracias a la evaporación de antiguos mares, por lo que tiene extensas capas de sal, que varían de profundidad, entre dos y diez metros. Cuando hay agua, el Salar se convierte en un inmenso espejo. Lugar ideal para todo aquel que tenga una fascinación auténtica por la fotografía y el turismo de aventura. 

 

Texto: Renata Burgos ± Foto: MARC TURNER / AMARO / WPD / EUROSCOPE / mike gadd

e-max.it: your social media marketing partner