El autoproclamado hotel de 7 estrellas, Burj Al Arab, localizado sobre un isla artificial a 280 m de la playa Jumeirah, es un maravilloso y simbólico hotel que merecidamente ha causado un sentimiento de asombro dentro de todo huésped simplemente por su individual, inspirada e impresionante arquitectura.

 

El autoproclamado hotel de 7 estrellas, Burj Al Arab, localizado sobre un isla artificial a 280 m de la playa Jumeirah, es un maravilloso y simbólico hotel que merecidamente ha causado un sentimiento de asombro dentro de todo huésped simplemente por su individual, inspirada e impresionante arquitectura.

Dominante en apariencia, el Hotel Burj Al Arab ofrece amenidades como la habilidad de poder registrarse dentro del cuarto de hotel, recepción en cada piso, y una brigada de mayordomos altamente entrenados, que se asegurarán de ofrecer a los huéspedes la mejor experiencia en cuanto a servicio personal.

El hotel consta de 202 espaciosas suites dúplex, seis galardonados restaurantes, salones para eventos y de conferencia de primer nivel, así como también servicio de transporte en helicóptero, cuidado de yates, y acceso ilimitado al parque de diversiones Wild Wadi, un atracción especialmente popular para los jóvenes. De los seis renombrados restaurantes, el Al Mahara ofrece  los más esquisitos platillos de mar de toda la región.En caso de que el huésped prefiera deleitar su paladar con un cóctel o una taza de té, el Skyview Bar, suspendido a 200 m sobre el nivel de mar ofrece vistas espectaculares dentro de una atmósfera de lujo y comfort.

 

 

 

 

 

Para aquéllos que disfrutan del golf, el hotel ofrece la opción de jugar dentro del Montgomerie Golf Course o el Emirates golf club. Los huéspedes serán transportados a cualquiera de estos dos destinos - y de vuelta al hotel - dentro de un Rolls Royce Phantom. También pueden ejercitarse en las albercas externas o techadas, así como también podrán disfrutar de actividades como windsurfing, esquí acuático, kayak, y pesca en mares profundos.

El Burj Al Arab consta también de una gran variedad de boutiques de lujo, en donde podrán admirar uno de los centros de creaciones de cristal Swarovski, donde se podrá adquirir una miniatura del hotel fabricada con este material. Para aquellos que decidan visitar el centro comercial y de negocios, o para aquéllos que necesiten transporte hacia el Aeropuerto Internacional de Dubai, una flota de vehículos BMW y Rolls Royce estará a su disposición. En resumen, el Burj Al Arab encantará hasta el viajero más exigente. 

 

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: Burj Al Arab

e-max.it: your social media marketing partner