Navegar por las aguas del paraíso

Cuenta la leyenda que cuando los exploradores europeos vieron este lugar por primera vez, pensaron que estaban nada más ni nada menos que en el paraíso. La abundante vegetación, las aguas cristalinas, las playas doradas, el cielo azul, las nubes y las graciosas montañas, todo aquí se combina para sorprender y encantar a todo visitante.

Si bien es cierto que Brasil es un país lleno de paisajes esplendorosos y variados, ningún otro lugar de la costa brasileña reúne tantas islas y gente interesante como la Costa Verde en el estado de Rio de Janeiro.

Sin embargo, para explorar esta región como se debe, no hay nada mejor que navegar por sus aguas, ya que la verdadera belleza de este lugar está escondida en sus playas remotas y abundantes bahías, aisladas y exclusivas, como el paraíso.

 

 

 

 

 

Los lugares más impresionantes se encuentran en una región de la Costa Verde llamada Bahía de Ilha Grande (Isla Grande). La isla comprende un área de 193 kilómetros cuadrados y aproximadamente 130 kilómetros cuadrados del perímetro de costa. La bahía está flanqueada en cada extremo por la ciudad de Angra dos Reis y la ciudad colonial de Paraty, con Ilha Grande, a unos cuantos kilómetros de la costa.

 

Angra dos Reis, la bahía de los reyes

Los primeros exploradores portugueses que llegaron a Brasil adoptaron la costumbre de nombrar cada lugar que descubrían de acuerdo al día en el que sucedía este acontecimiento.

De esta manera surgió, por ejemplo, el nombre de Rio de Janeiro. Inicialmente, los portugueses pensaron, equivocadamente, que la bahía de Rio de Janeiro -con sus abundantes riscos e islotes- era un río. Su descubrimiento se llevó a cabo el 1 de enero de 1502, lo cual determinó su nombre. Curiosamente, esa misma expedición cometió el mismo error días más tarde al llegar a Angra.

Al cruzar el canal entre la costa e Ilha Grande (Isla Grande), la expedición no se percató de que se encontraban pasando frente a una isla, pensando que ésta estaba unida al continente. Fue así como, creyendo que habían llegado al final de la bahía (“angra” significa ensenada), decidieron bautizar este lugar como Angra dos Reis por haber sido descubierta el día de los Reyes Magos.

Hoy en día, Angra es conocida principalmente por sus marinas y por ser el punto de embarque para ir a Ilha Grande. La Bahía de Angra cuenta con más de 300 islas, cada una más hermosa que la anterior. Su especial composición (llena de pequeños islotes y bahías) la convierten en un hermoso laberinto verde, ideal para ser recorrido en una embarcación.

 

 

 

No se debe perder de Angra

 

Praia do Dentista, el glamour de Angra

En esta hermosa playa se reúne toda la gente bonita de Angra. La playa se encuentra en una isla cercana a la costa llamada Ilha da Gipóia. El secreto de la popularidad de esta playa es su interesante mezcla de fama y belleza que atrae una gran cantidad de barcos a sus costas durante todo el año, especialmente en el verano. Aquí también es posible visitar los famosos barcos-bar de Angra, que atienden a los clientes a bordo.

 

Ilhas Botinas, las maravillas del mar

Con sus aguas cristalinas, estas pequeñas islas son una visita obligatoria al navegar por la Bahía de Ilha Grande. Se trata de dos islotes muy pequeños, rodeados de agua de muy poca profundidad, ideal para esnorquelear y maravillarse con los miles de pececillos de colores que habitan aquí.

 

 

Ilha de Cataguás, arena y vegetación

Esta pequeña isla cautiva a los visitantes con sus playas de arena blanca y aguas cristalinas. Es una de las islas más cercanas al puerto de Angra y por esta razón, además de su incomparable belleza, suele ser visitada por muchas personas. Recientemente el gobierno de la región decidió transformar la isla en un Parque Municipal, de acceso controlado, por lo que sólo se permite la presencia de máximo 340 personas a la vez.

 

Ilha de Itanhangá, para socializar

Ésta es una de las islas más concurridas de la bahía. Sin duda esto se debe tanto a la belleza natural de sus aguas, la dramática vista de los peñascos que la rodean, así como a su popular bar ubicado en la playa. Especialmente durante el verano, visitar este lugar le garantiza conocer gente y disfrutar de una de las vistas más impresionantes de la Bahía.

 

Ilha de Caras, sólo para celebridades

El nombre original de esta isla es Ilha Redonda, pero debido a su popularidad con las celebridades de Brasil y del mundo, es ahora conocida como la Isla de Caras. La exclusividad de este lugar es verdaderamente estricta: el acceso está restringido y la única manera de ser admitido aquí es por invitación o si se tiene el gusto de conocer a alguno de las numerosas personalidades que se dan cita en este lugar. La isla es visitada principalmente durante los eventos de verano de la Revista Caras de Brasil y durante su Regata Ihla de Caras, que se lleva a cabo después del carnaval de Rio. El próximo carnaval será del 20 al 25 de febrero de 2009.

 

Ilha Grande, el Caribe brasileño

La impresionante belleza de esta isla le ha ganado el sobrenombre del Caribe brasileño. Hay un gran número de playas remotas y vírgenes alrededor de la isla, así como montañas y la selva del tipo Mata Atlántica, que la convierten en el epítome del paraíso tropical.

Desde tiempos remotos, esta isla fue escenario de grandes aventuras: primero fue uno de los territorios codiciados por los indios nativos de la región, para más tarde ser usada como la base del contrabando de esclavos por los colonizadores, y adoptada como refugio por los piratas de la época. 

En tiempos más recientes, fue usada como presidio hasta 1994, por lo que se trata de un destino turístico relativamente nuevo. En la isla no hay autos ni transporte terrestre a motor, sólo está permitido andar a pie o en bicicleta. La mayor parte de los servicios se concentran en el pueblo de Villa de Abraão, un pintoresco lugar con calles adoquinadas, en donde se encuentran algunas posadas, restaurantes y servicios turísticos. La única forma de explorar las playas y bahías a lo largo de la isla es a bordo de una embarcación.

 

 

 

 

Las mejores playas en Ilha Grande

 

Praia de Lopes Mendes, el tesoro de la isla

Esta playa es considerada una de las más hermosas del país. La pureza de la arena, las aguas y la vegetación que caracterizan esta playa la convierten en un verdadero paraíso. La extensión total de la playa es de tres kilómetros.

 

Lagoa Azul, la tranquilidad del mar

Este pequeño rincón es un destino obligado para quien navega alrededor de la isla. Es ideal para esnorquelear y maravillarse con los peces y estrellas de mar que abundan en sus aguas.

 

Saco Dois Rios, emociones fuertes

Esta playa estuvo cerrada al público por medio siglo debido a que cerca de ella se encontraba el presidio de Ilha Grande. El lugar recibe su nombre gracias a que aquí desembocan dos ríos que recorren la isla. En días de mar agitado, las olas en esta playa alcanzan una altura de hasta dos metros, por lo que es casi imposible acercarse en bote; esto también la hace muy popular con los aficionados del surfing.

 

 

 

 

 

Lagoa Verde, una turquesa en el mar

Como su nombre lo dice, el agua aquí es de un color verde cristalino, digno de una piedra preciosa. El color del agua refleja como un espejo la abundante vegetación que adorna la costa.

 

Paraty, el camino del oro

Paraty está ubicada al sur de la Costa Verde, en la Bahía de Ilha Grande, entre Rio de Janeiro y Sao Paulo. Se encuentra a 330 kilómetros de Sao Paulo y a 240 kilómetros de Rio de Janeiro. La ciudad colonial de Paraty fue muy importante para los colonizadores portugueses.

Los primeros asentamientos se ubicaron a un costado del río que desemboca en la costa y divide la ciudad en dos partes. Cerca de 1640, los indios nativos que vivían aquí fueron desplazados y la ciudad se construyó en el mismo lugar en donde aún se encuentra hoy día.

A pesar de haber sido forzados a abandonar este sitio, los nativos dejaron su huella en la ciudad a través de su cultura. La palabra “Paraty” significa “río de peces” o “lugar en donde habitan los peces” en la lengua tupi de los nativos. Los indios Guaianás llamaban de esta forma al sitio en donde se erigió la ciudad. 

La ciudad colonial fue muy importante en el siglo XVII debido al descubrimiento de las Minas Gerais. Se convirtió en el paso obligado de la valiosa mercancía en su camino para ser enviada en barco hasta Portugal.

Durante este periodo, hermosas casas residenciales comenzaron a construirse aquí y Paraty se convirtió en nada menos que la segunda ciudad más importante en Brasil. El esplendor de esta época puede verse aún en las construcciones coloniales muy bien preservadas y en la forma en la que los habitantes resguardan y muestran su historia y cultura.   

Paraty sigue conservándose casi intacta después de su larga historia. La municipalidad estableció una legislación rígida que impide el turismo predatorio. En Paraty no hay edificios de departamentos y su crecimiento está orientado por un detallado planeamiento urbano.

 

 

 

 

Cachaça, Pinga y Caipirinhas

Por muchos años, Paraty fue también conocida como la capital de la pinga y la cachaça (dos licores hechos de caña de azúcar originarios del Brasil). Hoy en día el mejor lugar para comprar estos dos licores representativos, es una tienda en el centro de la ciudad llamada Empório da Cachaça.

Uno de los numerosos eventos culturales que se llevan a cabo en Paraty es el Festival de la Pinga. Cada año, durante la tercera semana de agosto, la ciudad se llena de fiestas y eventos relacionados con su cultura e historia.

Principales festivales en Paraty 2009: Festival de la Pinga del 15 al 24 de agosto, carnaval de Paraty del 1 al 5 de febrero y aniversario de Paraty 28 de febrero.

 

Rio de Janeiro, la ciudad que baila y ríe

Desde que sale el sol hasta que se oculta y durante la noche, Rio de Janeiro respira los sonidos y las cadencias de la alegría. Ninguna otra ciudad en el mundo tiene una atmósfera de fiesta como la de esta ciudad.

Especialmente durante el carnaval, la metrópoli entera se convierte en una gran celebración, pero la exuberancia de Rio está presente durante todo el año. También es la plataforma perfecta para embarcarse en una aventura hacia la Costa Verde, que bien puede complementarse con una visita a la otra gran ciudad brasileña: Sao Paulo. Pero si se trata de divertirse y relajarse nada se compara con Rio de Janeiro.

 

 

No se debe perder

 

Ipanema

Esta legendaria playa sigue siendo el lugar en donde se reúnen todos los cariocas para divertirse, tomar el sol y, por qué no, exhibir sus impecables figuras. Caminar por aquí lo hará preguntarse cómo es posible que tanta gente bella se concentre en un sólo lugar. Aquí se encuentran también los restaurantes más elegantes, los bares más populares y los hoteles más modernos.

 

Leblon

Esta playa se encuentra a un costado de Ipanema. El ambiente aquí es un poco más bohemio pero igualmente divertido. Recientemente, Leblon ha experimentado un renacimiento debido a un gran número de restaurantes y boutiques que se han instalado en este barrio.

 

Copacabana

Probablemente la playa más famosa del mundo, Copacabana sigue siendo una visita obligada. A pesar de que ha perdido algo del glamour que la caracterizó durante la era de oro de Rio, tiene aún muchas atracciones.

 

Pan de Azúcar

Esta impresionante roca es uno de los sitios más visitados por los turistas. Es posible subir hasta la cúspide a través de un teleférico para admirar una excelente vista de la ciudad.

 

Cristo Redentor

Ninguna otra atracción en esta ciudad es tan popular como la estatua del Cristo Redentor en la cima del Cerro del Corcovado.

Actualmente, Rio se está renovando y ofrece cada vez más opciones de alojamiento, restaurantes y bares que reflejan el ambiente de fiesta. Además, sus bellezas naturales son únicas: se trata de una ciudad enclavada entre las montañas y el mar; el escenario es muy especial. Una vez que haya experimentado una dosis de la interminable diversión de esta ciudad, no hay nada como dirigirse a la Costa Verde para disfrutar algunas de las mejores atracciones de este maravilloso país.

 

 

 

 

 

Texto: Kundalini Muñoz ± Foto: Getty Images, EMBRATUR´s Image Bank, Flickr, Margarida Luz, RIOtur

e-max.it: your social media marketing partner