Justo en la zona Diamante de Acapulco, en Playa Revolcadero, se encuentran un par de joyas, el Fairmont Acapulco Princess y el Fairmont Pierre Marques, ambos hoteles de primer nivel en este maravilloso puerto que ofrece un sin fin de opciones para descansar y divertirse.

A tan solo 10 minutos del aeropuerto, el Princess ofrece a su llegada amplias opciones en sus 1017 habitaciones, incluyendo suites y penthouses, todos ellos con balcón privado y vista al mar o a los jardines y campo de golf. Por su parte el Pierre Marques tiene 229 habitaciones, incluyendo bungalows y suites con una habitación.

Los huéspedes de ambos hoteles pueden explorar y disfrutar de la buena cocina en diferentes opciones para todos los gustos. Los clientes pueden elegir desde cenar al fresco cerca de las albercas color turquesa, hasta disfrutar del mejor ambiente y una gastronomía excelsa, desde la cocina internacional, hasta la alta cocina mexicana, con creaciones inspirados por sus más talentosos chefs.

 

 

Entre las principales opciones esta La Hacienda que ofrece alta cocina mexicana en un ambiente colonial; Chula Vista, una experiencia al aire libre con ambiente casual y atmósfera tropical; Veranda, sitio de especialidades italianas; café Los Angeles, cafetería cerca del lobby con ligeros snacks delicatessen; el Beach Club Restaurant, localizado justo en medio de la propiedad y a orillas de la playa que ofrece mariscos y pescados; El Bar Laguna sitio ideal para saborear las bebidas de la casa y para redondear la noche Yuca, la divertida discoteca con su gran ambiente.

Algo para destacar dentro del Fairmont es el Willow Stream Spa que conjunta la armonía de la vieja civilización azteca y que ofrece un sin fin de posibilidades bajo una gran palapa con cuartos de hidroterapia, suites para masajes en pareja, tratamientos con barro, jacuzzi, sala de vapor y sauna, salon de belleza y una gran variedad de tratamientos para que usted disipe su estrés, encienda su creatividad y recargue su energía.

 

 

 

Y una vez que ya esta recargado de energía usted puede visitar cualquiera de sus dos campos de golf diseñados por Ted Robinson y por Percy Clifford, rodeados de hermosas palmeras y caminos resguardados por árboles típicos de la región.

“Finalmente, si el servicio es una distinción de los hoteles Fairmont Acapulco, nuestro resort se distingue por ser amigable con la naturaleza, el medio ambiente y los animales. Por ello dentro de las instalaciones hay un activo programa ecológico que cuenta con un campamento tortuguero que en sus seis años ha liberado a más de 170 mil tortugas golfinas y además se precia de ser el único resort en el destino que acepta a sus huéspedes con perros, gracias a su programa Dog Friendly”, concluyo Karla Aguilar, gerente de Mercadotecnia y Comunicaciones de Fairmont.     

 

 

Texto: Rafael Luna Grajeda ± Foto: Fairmont.

e-max.it: your social media marketing partner