Con sus formas circulares, los atolones de la Polinesia Francesa son una vista espectacular desde el aire, con su círculo de arena blanca, sus arrecifes, sus colores esmeralda y turquesa del agua. Son un verdadero paraíso ideal para la navegación y bucear, descubriendo una cultura muy original donde la música es parte de la vida isleña.

 

Texto: AMURA ± Foto: Patrick Monney.

e-max.it: your social media marketing partner