{socialbuttons}

¡Bon Jour! Hola queridos lectores, hoy les hablaré acerca del país donde se ha desarrollado una de las culturas vinícolas más importantes del mundo: Francia.

Al hablar de Francia nos podemos transportar inmediatamente a la torre Eiffel, los Campos Elíseos o el Museo de Louvre; sin embargo, para nosotros los amantes de la vinicultura, la mente nos lleva a los grandes y elegantes vinos de la Borgoña, a las burbujas atrapadas en cada botella de Champagne, a las historias detrás de las grandes familias que fundaron Burdeos; y así podemos seguir mencionando zonas y paisajes, donde cada pedacito de ese gran viñedo hecho país nos contará todas sus historias con el paso de los siglos.

Pero, ¿cómo llegó el vino a Francia? ¿Cómo se desarrolla en realidad toda la cultura vitivinícola? Sin pretender dar una clase de historia, les contaré que le debemos al imperio romano el que hoy tengamos los elegantes vinos de Borgoña y los potentes vinos de la zona de Rhône. La grandeza de dicho imperio se expandió a casi toda Europa, y gracias a esto, las vides se esparcieron en la mayor parte de Galia –lo que hoy conocemos como Francia.

Pero hablemos de las regiones que por tradición no deben de perderse en su próximo viaje a tierras francesas:

 

 

Borgoña 

Si bien desde el siglo 312 d.C. se tienen datos acerca del auge de la producción vitivinícola en la zona, fue un cambio de selección de cepas lo que ayudó a que los viñedos hayan encontrado más fortuna y empezaran a utilizar una variedad llamada “allobrogica”. Sin embargo, es con los monjes cistercienses durante el siglo XIII que se establecen los niveles de calidad del viñedo, mejor conocidos como “Crus”, mediante los cuales se estudian los diferentes “microclimas”, mejor conocidos como terroirs. Esta región es para mí “la joya de la corona” en cuestión de vinos franceses.

La zona de Borgoña se divide en cuatro: de norte a sur tenemos Chablis y Grand Auxerrois, Côte d’Or, Mâconnais y Châlonnais. Todas tienen su encanto y mucha historia qué contarnos. Uno de los grandes viajes que se pueden hacer por esta zona recae en la ruta llamada los “La Route Des Grands Crus” que consiste en un viaje a través de 60 kilómetros en la Côte d’Or.

 

 

 

 

 

En este viaje podemos apreciar las diferentes colinas y exposiciones de los viñedos que dan lugar a los Climats, que en el año 2015 fueron nombrados como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Cabe mencionar que, en el año 2017, cumplieron 80 años como una ruta del vino, siendo ésta la más antigua del mundo. Deberán visitar la abadía de Cîteaux a 19 kilómetros de nuestro punto de inicio en Dijon, cuna de los ya mencionados e importantes monjes cistercienses.

Pasaremos por las zonas más reconocidas para cualquier coleccionista: Clos de Vougeot (actual hogar de “les chevaliers du taste vin”), Vosne Romanée (donde se encuentran los vinos más conocidos, como Richebourg, La Romanée Conti, Grands Echézeaux). Recomendaría que nos tomáramos una mañana para poder apreciar

Dijon, “la ciudad de los 100 campanarios”, y escuchar todas las historias que existen entre sus calles. Otra parada más que obligada es “Hospices de Beaune”, un lugar lleno de historia entre su arquitectura gótica del siglo XV, y todo lo que representa para el vino en Francia, ya que año con año se lleva a cabo una subasta del vino que elaboran con las 60 hectáreas que poseen en Côte de Nuits, Côte de Beaune y Pouilly-Fuissé. Esto da lugar a uno de los eventos más importantes a nivel mundial, reuniendo a los críticos más aclamados y los coleccionistas más importantes.

Hay increíbles restaurantes alrededor de los diferentes viñedos, donde todo gira alrededor del vino, y vale la pena poder comer en todos los lugares posibles; pero si son de esas almas que les gusta probar la alta cocina, hay que hacer mención que en Dijon hay un restaurante con dos estrellas Michelin que lleva el nombre del chef William Frachot, ubicado en “Hostellerie du Chapeau Rouge”. ¡Imperdible!

Hay muchísimo más que pueden descubrir. Borgoña, como AOP, tiene un departamento de turismo que puede ayudarte a encontrar el viaje perfecto para explorar la región, desde una luna de miel enófila, un viaje familiar o entre amigos. Los invito a que visiten el sitio web de la región y vean todo lo que hay por descubrir.

 

 

 

 

 

Valle de Ródano

Si miramos un poco al sur de Borgoña podemos encontrar al mejor exponente del Syrah y Grenache en el mundo. Se trata de la región del Ródano. Esta región es enigmática debido a que la encontramos divida en dos: la parte norte, donde el Syrah es la estrella gracias a los suelos volcánicos provenientes del Gran Macizo, y la parte septentrional, donde el Grenache hace su aparición en vinos complejos. Los suelos son ricos en sedimentos calcáreos marinos y arenas (obtenidos hace 40 millones de años), un factor decisivo y diferencial a comparación de otras zonas productoras de la misma uva.

También se tienen vestigios de la cultura griega en la zona. Sin embargo, éstos solo indican que comercializaron vino, más no lo elaboraban aquí. Los romanos nuevamente tienen una gran influencia, ya que existen datos de la época que indican la elaboración de vinos en la zona baja de Côte Rôtie y Saint Joseph. En el siglo I, ya se escuchaba hablar de los vinos de Vienne la Vineuse como los de mejor calidad de Galia.

 

 

 

“La cerveza es elaborada por hombres, el vino por Dios.”
– Martin Luther

 

La historia de Ródano está muy ligada con la iglesia, ya que, en el siglo XIV, el Papa Gregorio X cambia la sede papal a Aviñón; fue el primero de siete Papas que vivirían en la zona. El papa Juan XII  mandó a construir su residencia en Châteauneuf du Pape, hecho que marcó el inicio de un periodo de 200 años, cuando el comercio a través de los ríos tomó una fuerza impresionante, convirtiéndola en una de las zonas más importantes de la época.

Esta región comienza cerca de Lyon, tomando el rio Ródano como guía a través de estos viñedos históricos. En la parte norte podemos admirar la Côte Rôtie, donde encontramos el Syrah en su máxima expresión, y donde las pendientes en los viñedos logran alcanzar 60° de inclinación –todo un espectáculo natural. Cerca en Viena, encontramos la Catedral de San Mauricio de Viena, una catedral que fue mencionada por primera vez en los libros en el año 314. Si seguimos el río hacia el sur, pasaremos Condrieu hacia el hogar de la uva Viognier: Château-Grillet. Llegando a Touron-Hermitage, podemos encontrar un tren que nos llevará a recorrer los viñedos hasta llegar a una de las mejores vistas de la zona. Aquí sugiero que prueben el vino de Hermitage, siendo ésta, junto con Côte Rôtie, mi región preferida para degustar un Syrah carnoso lleno de especias y cuero.

 

 

 

 

 

Antes de pasar al sur, recomiendo que hagamos una parada en Saint-Peray para poder visitar un par de castillos, como el Château de Crussol, que data del siglo XIII, y Château Musée, construido entre los siglos XV y XVI, que funge como museo hoy en día. En la zona sur hay un gran número AOP dignas de recorrerse de norte a sur y de este a oeste; las clásicas y más reconocidas de esta región son: Châteauneuf du Pape y Gigondas.

En Châteauneuf du Pape encontraremos una de las zonas donde pueden utilizar la mayor cantidad de uvas, ya que 13 son las permitidas en esta AOP, siendo Grenache el principal exponente. Syrah y Mouvèdre completan las uvas en esta región donde el 93% del vino que elaboran es tinto. Gigondas se encuentra rodeada por Dentelles de Montmirail, una pequeña cordillera, haciendo de éste un lugar irrepetible; esta zona se caracteriza por el poder y fuerza del Grenache, donde mínimo el 80% del vino debe de tener esta variedad. Si les gusta escalar y el hiking, éste es el lugar ideal para tomar un descanso del vino.

 

Burdeos

Viajaremos a la costa oeste de Francia, justo frente al océano Atlántico donde nace el rio Gironda. Es ahí donde comienza la región más reconocida, junto con Borgoña: Burdeos. Cuando escuchamos de esta región, inmediatamente nos transportamos a los grandes Châteaux –a la opulencia y poderío económico en cuanto a vinos se refiere.

Pero veamos su comienzo y cómo llegó a ser lo que hoy conocemos. En este territorio sí hay indicios de que los griegos llegaron a hacer vino, y los romanos lo mantuvieron hasta su caída; los ríos de los alrededores logran que el desarrollo e importancia de la zona llegue a otros reinos, a diferencia de las regiones continentales.

Así, en el año de 1152, la unión entre Leonor de Aquitania y Enrique II, futuro rey de Inglaterra, hace que el vino de Burdeos establezca un monopolio en todo el imperio británico, propiciando una expansión territorial muy grande. Todo esto se detuvo durante el periodo de la guerra de los 100 años. Fue hasta 1475 que el rey Luis XI permite a los barcos ingleses llegar a puertos bordeleses; sin embargo, nunca volvió a tener el mismo auge que antes tuvo.

 

 

 

 

 

Así pasó el tiempo hasta el siglo XVII, cuando los holandeses, grandes mercantes y vendedores, llegan con innovación y tecnología. Son ellos los precursores del uso de la barrica. Así llegamos a la gran clasificación de vinos. En 1855, Napoleón III manda a hacer esta clasificación, que hoy en día seguimos utilizando como guía respecto a los productores.

Burdeos lo dividimos en dos para hacerlo más fácil; el lado izquierdo y el lado derecho. Esto en función del rio Gironda; en el lado izquierdo están las comunas donde encontramos todos los châteaux de los que nos habla la clasificación de 1855. Para los que apenas están descubriendo esta zona, les menciono los primeros lugares de esta lista: Château Margaux, Château Haut-Brion, Château Lafite Rothschild y Château Latour. Château Mouton Rothschild es el único y último en agregarse a esta lista en 1972. Siempre es una experiencia única probar estos productores.

Sin embargo, hay más vida después de estos vinos, ya que en ese lado del rio aún nos queda por descubrir Graves, con Pessac-Leognac y Sauternes como los principales exponentes de la zona; además de Saint-Estèphe; Saint-Julien y Margaux. Todos los vinos que encontramos de este lado del rio son principalmente Cabernet Sauvignon, siempre acompañada de Merlot, Cabernet Franc y en algunos casos Carmenere y Malbec.

En el lado derecho del rio encontraremos de la misma manera grandes vinos. Quizás no tienen la misma clasificación, pero créanme que están al mismo nivel. Encontraremos vinos como Château Petrus, Château Cheval Blanc, Château Angelus. Aquí las zonas principales de producción son Pomerol y Saint-Émilion; Pomerol se reconoce por ser uno de los mejores productores de la uva Merlot, y en Saint-Émilion encontraremos más Cabernet Franc y Merlot como uvas principales. La diferencia de suelos permite que encontremos esta diversidad en tan poco espacio físico.

¿Qué visitar aquí? ¡Todo! Afortunadamente para todos los amantes de los vinos, el turismo enológico es muy importante para los locales y han creado diferentes recorridos que se pueden conseguir con diferentes operadores turísticos. Sin embargo, si quieren ir a alguna bodega en particular, les recomiendo que se pongan en contacto con ellos antes de realizar su viaje, y así poder planificar una mejor experiencia –no saben la cantidad de amantes del vino que visitan la zona todos los días. No hay que olvidar que ellos también han sido declarados patrimonio mundial por la UNESCO desde el año 2007.

Una última recomendación: compren los boletos de la Cite du Vin. No les platicaré mucho; simplemente les diré que es Disneylandia para los amantes del vino.

 

 

 

 

https://www.laciteduvin.com/en

 

Champagne

Claro que no podíamos dejar de escribir sobre esta gran región. Creo que hoy en día no podría entender mi amor por el mundo del vino sin el misterio que se encuentra en cada botella que se produce y deleita todos los paladares del mundo.

Llegar al punto esencial de cuando realmente se ha puesto en marcha el método tradicional para crear espuma (antes conocido como champenoise) es complicado. Ya en algún tratado, los ingleses han dado a entender que ellos son los precursores. Sin embargo, en este tratado solo se crea la burbuja después de terminado el vino y no como parte de la producción. Esto nos lleva a la especialización que los franceses han adquirido desde hace siglos. Este vino fue citado por primera vez en 1676 por sir George Etheredge como proveniente de la región específica de “Champagne”.

Pero vayámonos paso por paso, ¿Cuál es el método tradicional o champenoise? Este  método genera la burbuja del vino a partir de una segunda fermentación controlada a través de la adición de azúcar y levaduras, que se hace botella por botella y se reposa por lo menos un año y medio.

 

 

 

 

La capital de Champagne Reims se encuentra a casi dos horas de París en automóvil. Lo primero que deberán hacer para concentrarse en los vinos es visitar la catedral de Reims construida en el siglo XIII con su extraordinario estilo gótico, adornada por varias esculturas, de las cuales un ángel sonriendo resulta la más atractiva. Esta escultura da origen al nombre de “Sourire de Reims”, el Cuvée Prestige de la bodega Henri Abelé.

A partir de aquí hay tanto qué visitar y tanto qué ver, que es necesario planear bastante bien nuestras actividades. Debemos de saber que los productores de champagne tienen varias clasificaciones; los más conocidos son los maisons que son los productores grandes de excelentes vinos, y que compran parte de la uva que utilizan. Visitar sus cavas gigantes subterráneas es todo un espectáculo. También están los vignerones. ¿Quiénes son estos productores? Son productores que se dedican a hacer champagne exclusivamente con sus uvas. ¿Se imaginan? Poder ver la diferencia de producción entre uno grande y otro pequeño, creo que sería algo que nos hará valorar el trabajo artesanal. El otro jugador se llama cooperativa; aquí encontraremos todos los productores que tienen uva y que no tienen donde hacer su champagne. Éstos pueden etiquetar individualmente o dar su producto para que se venda como parte de la cooperativa. ¡La convivencia y experiencia que debes de encontrar en esas bodegas! Solo hay cuatro registradas en Champagne, por lo cual no será difícil decidirnos por una.

Me despido. Gracias por leerme y acompañarme por este gran paseo a través de algunas de las regiones relevantes de Francia. Si tienen alguna duda acerca de cómo planear su viaje, me pueden contactar por correo electrónico o en mis redes sociales.

¡Santé!

 

 

 

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Instagram @PabloMata / Twitter @PabloMataSomm

 

Texto: Amura ± Foto: ©VINCENT BENGOLD / THE WINE CELLAR / PGT / SPINACH IMAGE / ©STEVE LE CLECH PHOTOS / : LE PARSIEN / © ATOUT FRANCE,E/OLIVIER ROUX,CDT CALVADOS,FRANCK CHAREL / FRENCH WINE HARVEST / CHRISTIE'S / HOSTED VILLAS / TRPSITE / UWINE / BOUGER / THE BORDEAUX TRADITION / MELBOURNE WINE / WINES NIAGARA / RICAR-DO BOFILL / ASD / PMT / CHATEAU DE MARSANNAY / ISTOCK / BAS / CMF / VINUMMEDIA

e-max.it: your social media marketing partner