Es una isla de arena blanca ubicada en el inmenso océano Pacífico. La isla muestra una densa vegetación, por tal motivo crea una intriga tanto en el ambiente ecológico como antropológico. La isla se compone de catorce aldeas ubicadas a su alrededor. A pesar de estar unida políticamente a Fiji desde 1881, se considera una isla procedente de la Polinesia. Los visitantes tienen la experiencia de ver un ritmo de vida y desarrollo muy lento, por tal motivo la belleza del lugar viene de la convivencia con la naturaleza que existe.

Texto: Amura ± Foto: CHILLY OEO/ ZOOM/ PANORAMIO/ NING/ WPD

e-max.it: your social media marketing partner