Hasta la fecha K2 nunca ha podido ser escalada en invierno debido a su clima extremo: uno de factores que la convierten en la montaña casi imposible de ascender.

K2 es la segunda montaña más alta del planeta con 8,611 m de altura, está situada en la cordillera de Karakorum, en la frontera entre China y Pakistán. Entre sus nombres locales están Chogosi, Qoqir, Kechu: todos aluden a una inmensa montaña.

Grandes glaciares, densas nieblas y tormentas de nieve, están entre los desafíos de sus acantilados y laderas de una verticalidad imposible. Las proezas protagonizadas en esta ruta extrema, que fue escalada por primera vez en 1954, han sido descritas en libros y documentales como verdaderos hitos del montañismo porque no solo el ascenso es extremadamente peligroso, el descenso también lo es.

Del mismo tamaño de la montaña es el anhelo de los hombres y mujeres que desean escalarla sin importarles los peligros. La ruta del espolón de Albruzzi es la más codiciada por los montañistas, sin embargo, es tan desafiante que obliga a realizar una escalada estrictamente técnica que debe ser acompañada por los sherpas, moradores y especialistas en la majestuosa montaña.

 

 

e-max.it: your social media marketing partner