El tesoro posible de La Isla de la Juventud, en el archipiélago de Cuba

La Isla de Pinos, como también se le conoce,  está reconocida como Reserva Natural de la Humanidad;  es el lugar perfecto para los amantes de la naturaleza, el submarinismo, las bellas playas, la observación de fauna y flora. Hay lugares donde es posible observar estrellas de mar, apenas en la orilla de la costa.

Por la explosión de vida submarina y de sitios únicos es un centro activo de buceo. Existe un cementerio de pecios con al menos 70 restos de naufragios, entre distintos hábitats y ambientes asombrosos. Se recomienda en especial el Parque Nacional Marino Punta Francés para nadar entre una abundante fauna y flora marina: el estado de conservación de su hábitat se aprecia como uno de los mejores conservados del planeta, donde aún es posible encontrar alguna playa virgen.

La antigüedad de la vida humana en la isla está plasmada en 14 sitios de arte rupestre. Le llaman la Isla de los mil nombres, porque fue nombrada de muchas maneras;  uno de ellos es “la Isla del tesoro”,  pues es uno de los sitios donde se escenificaron las reales epopeyas de los piratas del Caribe. En sus cuevas, según cuentan las leyendas, enterraban sus botines afamados bucaneros como el temible Henry Morgan.

e-max.it: your social media marketing partner