La Fuente de Trevi es la fuente más célebre del mundo. Con el paso de los siglos se ha constituido como un lugar de culto para la mayoría de los visitantes a la ciudad de Roma, en Italia.

En el Siglo XIX a.C. se construyó la primera fase de varias remodelaciones para que fluyera el agua proveniente del acueducto Aqua Virgo, nombrado así, en honor a la virgen que señaló el lugar donde brotaba el manantial.

En 1732 se realizó la obra monumental del barroco italiano que se conserva hasta la actualidad. Hay quién imagina a la fuente ubicada en una gran plaza, pero no es así, la admirable obra de arte no puede ser vista desde lejos ya que está enclavada en un lugar donde desembocan tres calles densamente transitadas por los visitantes ávidos de contemplar su belleza.

Existen diversas leyendas sobre la ofrenda que se dedica a las diosas del agua cuyo antecedente está en los ritos paganos. Una de sus prácticas se realiza lanzando 3 monedas y se popularizó a partir de diversas películas, sobre todo de “Tres Monedas en la fuente” de 1954.  La leyenda indica que la primera moneda se lanza por encima del hombro, para pedir el regreso a la ciudad de Roma; la segunda para encontrar el amor y la tercera para conseguir un matrimonio feliz. “La Dulce Vita”, es otra obra de la cinematografía vinculada a la celebridad de la Fuente de Trevi siempre colmada de visitantes, por estos días ausentes, pero ya listos a regresar en cuanto sea posible.

La ofrenda de cientos de monedas a la Fuente de Trevi, es recolectada cada noche y destinada a la caridad. En 2019, esta cantidad alcanzó el millón y medio de euros. Se espera que las condiciones para el reinicio del turismo puedan comenzar a normalizarse partir del próximo 3 de abril de 2021.

e-max.it: your social media marketing partner