Alguna vez todos los territorios del planeta se unían en un solo continente nombrado la Pangea, que se dividió hace 50 millones de años a causa de movimientos tectónicos, de acuerdo a la teoría más extendida.

En la investigación desarrollada por científicos de la Universidad de Durham, en Inglaterra; se indica que el área sumergida, de 371,000 km2, se extendería desde Groenlandia a las costas de Europa.

La indagación ha concluido también que estos territorios submarinos podrían extenderse en diversas regiones del planeta, ya que la Pangea ocupaba 93 millones de km2. El estudio publicado por la Geological Society of America,  plantea que Pangea no llegó a separarse, sino que solo lo hicieron las cimas visibles de territorios sumergidos.

Además de su trascendencia geológica y científica, los científicos señalan que este descubrimiento implica fuentes de recursos minerales e hidrocarburos en estas áreas submarinas, que  solo pueden ser explotados por un país, si está incluido en la plataforma continental donde se ubica. Este análisis describe que es extremadamente probable que la explotación de dichos recursos plantearía un dilema jurídico entre las naciones implicadas.

Una de estas zonas puede estar sumergida bajo la superficie de Islandia, cuya corteza oceánica es 7 veces superior al resto, al tener 40 kilómetros de espesor, una diferencia que los investigadores consideran inexplicable, por lo podría ser parte de este continente sumergido.

Islandia es uno de los sitios mejor recomendados para viajar este verano.

e-max.it: your social media marketing partner