Una forma prestigiosa de medir el tiempo

Con diseño novedoso, y compuesto de inéditos adornos en relieve y aderezo de diamantes, Patek Philippe incluye en su colección de relojes “de forma” a Gondolo. Un nuevo modelo femenino, de diseño sorprendente y sofisticada construcción.

En oro blanco lleva engastados sus diamantes, no en la caja sino debajo del cristal de zafiro, alrededor del bisel, evocando las gradas de un estadio. Este inédito aderezo de diamantes no es el único que hace del nuevo Gondolo un modelo emblemático del diseño relojero. La elegante curva de la caja tonneau va realzada en su perfil con un motivo trenzado original, que sabrá cautivar las miradas femeninas. El relieve trenzado de la caja, toda labrada, no va grabado o fresado sino estampado en el perfil del canto, a partir de un bloque de oro blanco, mediante un método de estampado en frío.

Al tiempo lo marcan dos agujas de oro blanco en una esfera color champagne, decorada en los ambos lados con un motivo guilloché soleil. Dicha esfera lleva en posición 6 y 12 a dos grandes números romanos aplicados de oro blanco (18 quilates), así como una pequeña ventanilla para la fecha en posición 3, orlada con dos filas de 13 diamantes Top Wesselton Pur.

La decoración de diamantes se prolonga en la corona de oro blanco (18 quilates), engastada con 14 diamantes, y va acompañado de una correa de satén color chocolate, con hebilla de oro blanco (18 quilates).

 

 

La alta precisión de Gondolo está garantizada por el mecanismo de cuarzo Patek Philippe Calibre E19 C, con una autonomía de pila de dos años, como mínimo. Desarrollado por Patek Philippe, lleva un rodaje fabricado con los mismos criterios estéticos y de calidad que los legendarios mecanismos mecánicos de la manufactura. Se compone de 80 piezas, siete de ellas rubíes y un minúsculo motor “paso a paso”.

 

Chronometro Gondolo

Patek Philippe causa sensación presentando un reloj que destaca tanto por su estilo como por su nombre aureolado de leyenda: el Chronometro Gondolo. Ochenta años después de la entrega del último modelo histórico (1927), esta colección mítica vuelve a saltar al primer plano de la actualidad.

Réplica fiel del modelo de 1925, la esfera de oro rodiado es una pequeña obra maestra de refinamiento, que adopta una forma ligeramente más estrecha en las asas. Su centro, así como las superficies al exterior del círculo minutero tipo chemin de fer, lleva un grabado manual en guilloché, técnica artesanal, en vías de desaparición, que Patek Philippe contribuye a preservar al dotar a sus novedades de este saber hacer ancestral.

El círculo minutero ovalado va adornado con cifras Breguet, en laca negra, mientras que en posición 6 y 12 aparecen las firmas Chronometro Gondolo y Patek Philippe Geneve, inscritas de forma inédita en dos cartouches curvados. La esfera lleva dos agujas tipo “pera”, de oro oxidado negro.

En la actualidad todos los relojes Patek Philippe llamados “de forma” están agrupados en la colección “Gondolo”. Hacia finales de los “años locos” el panorama económico mundial empezó a deteriorarse, y el último Chronometro Gondolo que se envió a Río de Janeiro data de 1927. Ahora, tras un paréntesis de 80 años, esta línea histórica regresa con fuerza. 

 

 

Texto: Rafael Luna Grajeda ± Foto: Cortesía de Patek Philippe.

e-max.it: your social media marketing partner