Cuando se trata de hacer una inversión tan importante como la de comprar un helicóptero debemos tomar en cuenta muchos factores. A continuación detallamos una serie de características que uno no debe dejar de valorar.

Lo primero que tenemos que pensar es el uso primario: si será corporativo, transporte empresarial, taxi aéreo, para filmaciones, estudios geológicos, construcciones. Debemos hacer una lista de las características que estamos buscando un este tipo de naves.  

 

Las características principales son:

Potencia: el poder de la turbina con toda seguridad, no debemos confundir potencia con rapidez. Potencia es desempeño, seguridad y potencia en el tipo de misión requerida en los sitios de operaciones y en las condiciones de vuelo.

Velocidad: se requiere hacer un estudio de misión, que significa unir una serie de variables para realmente saber que velocidad alcanzará nuestro helicóptero, nivel del mar, numero de pasajeros, tipo de clima, equipo y equipaje.

 

 

Disponibilidad: facilidad de mantenimiento, calidad de la nave, acceso a refacciones y composturas en el menor tiempo posible. Los helicópteros están hechos para volar, en tierra no sirven de mucho. Seguridad: existen tres tipos de seguridad, la de operación, la de pasajeros en tierra o en vuelo y la de pilotaje.

Pilotaje: el helicóptero tiene que estar hecho para que el piloto tenga todo a la mano y visible para poder llevar a cabo su misión.

Respeto al medio ambiente: que sea silencioso, no contaminante y silencioso a nivel interior.

Ergonomía: que el diseño del helicóptero sea agradable y cómodo, fácil y seguro, de cabina amplia, crear elmayor espacio interior en elmenor espacio exterior.

 

 

 

 

 

Confort: que tenga espacio de cabina, visibilidad, sin vibraciones, que el compartimiento del equipaje sea lo más amplio y que tenga una gama de equipo opcional muy grande.

Versatilidad: que podamos operar nuestro helicóptero en cualquier condición de vuelo en diferentes misiones.  

Costo: hacer un estudio a conciencia para saber cuanto nos va a costar la hora de vuelo y el mantenimiento para no llevarnos sorpresas.

Una vez adquirido este conocimiento debemos hacer una mezcla de los diez puntos anteriores para llegar a la configuración más conveniente para cada usuario. Por ejemplo si se trata de un helicóptero corporativo en la Ciudad de México necesitamos: potencia debido a la altura de la ciudad, la velocidad no es tan crítica debido a que los traslados no son largos, así que se puede poner un poco de equipo opcional como pantallas, fax, etcétera. Debemos de tener mucha disponibilidad ya que será un helicóptero muy usado y descompuesto no nos sirve, debe ser muy seguro por sus altas horas de uso, con un confort bueno pero sin lujos.  

 

 

 

 

Texto: Enrique Rosas ± Foto: Eurocopter.

e-max.it: your social media marketing partner