Si los viajes en jets privados se caracterizan por su exclusividad, privacidad, comodidad, elegancia, trato personal y especializado, las aerolíneas comerciales no se quedan atrás y ofrecen servicios con esas mismas características que conocemos como FIRST CLASS.

Los aviones suelen ser los mismos, pero lo que hace la diferencia en los viajes largos es el servicio a bordo. Algunas ofrecen asientos que se convierten en camas, otras contratan a chefs y sommeliers para que el viaje se convierta en toda una experiencia culinaria. A continuación presentamos lo mejor del mundo más bien, del aire.  

 

El detalle japonés

Bajo el lema: “Estimulamos sus sentidos; creamos armonía”, Japan Airlines ofrece a sus viajeros de Primera Clase el nuevo asiento Shell Flat de 60 cm, el cual se convierte en una cama de 1.90 metros de largo, asegurando un placentero y relajante descanso, porque además cuenta con un reposapiés plano con función de masaje incorporado.

Brinda la última versión del sistema de entretenimiento a bordo Magic con dispositivo AVOD (canales de audio, video a la carta y más juegos de video) y una pantalla de video individual de 10.4 pulgadas.

 

 

De clase mundial

El lujo y el esmero de la cultura asiática se vive en cada vuelo de Primera Clase de Korean Air, compañía galardonada por el servicio de alimentos ofrecido y por la variedad de entretenimientos a bordo.

Entre las preparaciones gastronómicas ofrecen: caviar, salmón ahumado noruego y gallina de Guinea, todo acompañado por champagne Dom Pérignon 1990 o Krug Grande Cuvee. De la cava hay vino blanco Chablis 1991, Kendall-Jackson Grand Reserve (California) Chardonnay 1995, Gewerztraminer 1993, Riesling 1995 y Cerviolo Bianco, y en tintos figuran Cos D’Estournel 1992, Raymond Cabernet Sauvignon 1998, Antinori Chianti Classico, Volnay L’Or Rouge 1993.

 

Con el estilo inglés

Viajar con toda comodidad en un entorno refinado a la par que discreto es la experiencia de FIRST, la primera clase de British Airways. En la cabina FIRST se disfruta de la privacidad con amplio espacio y aislamiento, lo que permite trabajar, comer y relajarse. Se puede dormir profundamente porque el asiento se convierte en una cama de 198 cm. A la hora de la comida el avión se convierte en un restaurante lujoso, con un menú a la carta acompañado de los mejores vinos del mundo y champagnes. Quienes deseen mantenerse conectados con el mundo en tierra sólo tienen que usar su teléfono personal incorporado en su asiento y su conexión para laptop.

 

 

 

¡Oh la la!

Air France ofrece siempre innovación y la misma calidad de servicio hasta en los más mínimos detalles con L’Espace Première, que conjuga el confort y la exclusividad de un servicio personalizado.

Los asientos ergonómicos son amplios y cuentan con una discreta luz nocturna, almohadas antialérgicas, cobija de lana de merino, calcetas y un pequeño maletín con accesorios para hacer placentero el viaje. La gastronomía francesa está al alcance del viajero, e incluye entradas, hors-d’oeuvre, platos calientes, quesos y pastelillos. La carta de vinos, seleccionada por Olivier Poussier (Mejor Sommelier del Mundo año 2000), se renueva cada dos meses.

 

 

 

Reinventando la primera clase

Un nuevo nivel de lujo y comodidad se vive en Flagship Suite, la primera clase de American Airlines. Todo empieza desde el asiento, el cual se convierte en una cama plana de dos metros y cuenta con cabeceras de cuero con seis posiciones. Sus asientos giran de modo que el viajero puede sentarse frente de su acompañante.

Cuentan con toma para computadora portátil, teléfono satelital, conexión para módem y respaldo lumbar avanzado.  

Para la preparación de la carta, AA invitó a seis de los chefs más famosos del mundo, como Stephen Pyles y Dean Fearing, a integrar su Asamblea de Cocineros. El servicio de vinos a bordo ha ganado todos los galardones existentes.

 

 

Precisión alemana

Lufthansa ofrece Private Bed, un sitio donde se cuenta con la privacidad para descansar. Con asientos que ofrecen funciones de masaje y una confortable cama de dos metros. El entretenimiento es a través de la pantalla fold-out de 10.4 pulgadas, integrada a cada uno de los asientos, con lo mejor de Hollywood y juegos de video; todo a través de un control remoto para las funciones de audio y video. Bajo el lema “Nuestros clientes no sólo viajan seguros, sino que también disfrutan de auténticos festines”, descubra los universos culinarios de Lufthansa. Con su exitoso servicio Connoisseurs on Board, Lufthansa se convirtió en el máximo representante de la alta competencia de servicios durante el vuelo.

 

 

En tu idioma

La clase Business Plus de Iberia ofrece durante el día un viaje relajado por el asiento con reposapié extensible, descansabrazos abatible, doble almohadilla lumbar con función de masaje incorporada, reposacabezas de altura regulable, con diferentes posiciones laterales y un botón de incorporación gradual. La gastronomía española, se puede disfrutar a bordo con platos recién elaborados, todo ello acompañado de una bodega de denominación de origen de reconocido prestigio. Cuando llega la hora de descansar durante el viaje, los complementos incrementan la comodidad: mantas de lana, grandes almohadas, kit de cosméticos y de confort para sentir mayor descanso en la cama más ancha del mercado.

 

 

Texto: Laura Velázquez ± Foto: Lufthansa, British Airways, Air France, United Airlines.

e-max.it: your social media marketing partner