Cuando uno piensa en disponer de la facilidad de trasladarse de un punto a otro por aire sin necesidad de estar supeditado a los inconvenientes de los vuelos comerciales la primera idea que aparece es la de contar con un jet privado. En primera instancia suena como un imposible, empezando por el costo de la aeronave, así como por su mantenimiento y todos los gastos que implica. No obstante, existe otra forma de poseer un jet, sin tener que realizar un gran desembolso: compartirlo con otras personas o empresas que también poseen la necesidad de trasladarse constantemente de un lado a otro, ya sea por viajes de negocios o privados.

Este sistema de jet compartido funciona de manera sencilla. Uno se vuelve “dueño” del jet en cuestión, pero sin hacer grandes gastos pues se divide entre varias personas el costo del mantenimiento. Obviamente, se adquiere el derecho a utilizar el avión durante determinadas horas, las cuales se deben ajustar a un calendario establecido, con la opción de poder volar en tiempos no considerados originalmente. Así, dependiendo de la ocupación del jet, se puede hacer uso de él pagando cuotas muy atractivas.

 

 

No obstante, hay que recordar que este sistema no es nuevo, en la Unión Americana más de 5000 empresas utilizan este esquema de aviación empresarial como una herramienta insustituible para ahorrar tiempo y potenciar los alcances de sus mercados. En México, una de estas compañías es Aerolíneas Ejecutivas (ALE), fundada en 1968.

Inicialmente, ALE fue Taxi Aéreo en toda la República y luego implementó programas de mantenimiento, con lo cual generó un importante desarrollo en lo que se refiere a instalaciones y equipo de tierra. En 1994 se convirtió en representante nacional exclusivo de ventas de las marcas de jets ejecutivos Beechcraft y Hawker.

 

 

Al finalizar la década pasada creó Mexjet, con el cual brinda todos los beneficios de la aviación ejecutiva por una fracción del costo, con altos estándares de calidad, eficiencia y seguridad. Y hoy en día ofrece el mejor programa de mantenimiento a través de uno de los 15 centros de servicio autorizados por Raytheon Aircraft. Raytheon Aircraft Services México (RASM), en sus hangares en Toluca en una superficie de 23 000 m2. La flota de Mexjet está conformada por ocho Hawker 400A y tres Hawker 800XP, que se adaptan a las necesidades del usuario.

 

Funcionamiento del sistema de jet compartido

En el caso de Mexjet, una aeronave se divide en cinco, seis o 10 partes iguales, y cada parte equivale a un número determinado de horas. Por ejemplo, una quinta parte equivale a 160 horas anuales que deben utilizarse dentro de un periodo específico. Los números de horas, por su parte, pueden ser desde 160 hasta 800 horas anuales. La cantidad requerida dependerá de las necesidades de cada empresa.

 

 

Con tan sólo cuatro horas de anticipación el usuario puede tener un jet disponible para volar las 24 horas los 365 días del año. Una vez hecho el vuelo se carga al paquete del viajero, quien recibe un estado de cuenta a fin de mes, en el cual se incluye un resumen de actividades. Y respecto del costo, el usuario paga una cuota anual que comprende: hangar, administración, seguros y mantenimientos programados de la aeronave, pilotos y adiestramientos de los mismos. El contrato inicial es por seis años y se puede extender hasta 12. Al término de éste simplemente se renueva para volver a gozar de los beneficios.

A la vez, la empresa ofrece los servicios de coordinación de la operación de vuelos dentro y fuera del país, reservaciones de hoteles y autos, cargas de combustible, servicios extraordinarios, comisariatos a bordo, trámites con Migración y Aduanas, despacho e información de vuelos, preparación de planes de vuelo, servicio las 24 horas, los 365 días del año, y transportación terrestre dentro del área de Toluca y la Ciudad de México.

 

 

Control del tiempo

Mexjet ofrece programas a la medida que cumplen con necesidades específicas, ya sea personales o de negocios, pues el viajero compra exactamente las horas de vuelo que requiere y no más. De esta forma no pierde dinero en gastos fijos y “horas muertas” que genera una aeronave completa. Además, el programa se puede cancelar con seis meses de anticipación (a partir de un año del contrato).

En cuanto a los costos, Mexjet cobra el precio justo por hora, garantizando los costos fijos anuales por 12 años, con incrementos basados en la inflación anual de Estados Unidos. Es así como el viajero se vuelve dueño del tiempo, pero sin que su dinero “vuele” antes que él.  

 

 

Reglas de funcionamiento

•Tiempo de vuelo y Carreteo: Se

considera desde que el avión sale

de su base hasta que regresa. Es

decir, desde que se arrancan las

turbinas hasta que se apagan.

•Tramo ferry: Así se denomina

cuando el avión se traslada sin

pasajeros, ya sea a su base o a algún

destino. Los tiempos de vuelo

son considerados como parte

de las horas del usuario y van por

cuenta del mismo.

•Pernocta: Es cuando el avión

duerme fuera de su base. En este

caso la pernocta es por cuenta

del usuario. Para efectos de cálculo,

cada pernocta equivale a

una hora y media de vuelo, las

cuales serán consideradas como

parte de las horas contratadas.

•La decisión de que el avión pernocte

o vuele ferry a su base es de

la aerolínea. Al usuario se le cargará

en su estado de cuenta lo que

resulte más económico, ya sean

los tramos ferry o la pernocta.

•Reservaciones de vuelo: El usuario

deberá solicitar por escrito

sus vuelos con un mínimo de 12

horas de anticipación. Si surgiera

alguna emergencia podrá hacerlo

con cuatro horas, bajo el entendido

de que el cliente procurará

avisar a la aerolínea con la mayor

anticipación posible.

•En “puentes y días festivos” el

cliente deberá solicitar su vuelo

con un mínimo de 72 horas de

anticipación. Durante esos días,

el servicio se presta conforme al

orden en que sean solicitados por

los clientes y de acuerdo con la

•Comisariato: Se refiere a los alimentos

que el cliente ordena para

llevar consigo y consumirlos

durante el vuelo. Estos deben ser

solicitados por parte del usuario

con un mínimo de tres horas de

anticipación, y se incluirán dentro

del estado de cuenta del mes.

•Puntualidad: El cliente tendrá la

obligación de presentarse a abordar

su vuelo 15 minutos antes del

mismo. De no cumplir con la puntualidad

el cliente tendrá que esperar

el tiempo necesario para que

se realice su vuelo sin que los demás

usuarios sean afectados.

•Cancelaciones de vuelo: El

usuario deberá cancelar por escrito

sus vuelos con un mínimo

de 12 horas de anticipación, en

caso contrario se cobrará una

penalización.

 

Texto: Laura Velázquez ± Foto: Bombardier, Kaiserair, Avro y Airbus

e-max.it: your social media marketing partner