Memovox Tribute to Deep Sea es más que un reloj de buceo. Para Jaeger-LeCoulture ha sido fundamental que sus complicaciones vayan más allá de lo convencional y ésta no es la excepción. En su línea de tributo a las leyendas de la relojería, recrea este modelo original de 1959. Aquel se caracterizó por presentar variantes para los deportistas del viejo y nuevo mundos y Jaeger-LeCoulture relanza ambos en edición limitada: 959 ejemplares para Europa y 359 para América. La variante del original reside en que la caja de acero inoxidable con motivos del reloj de antaño ha pasado de 39.8, a 40.5 mm. El modelo europeo ofrece una esfera negra mate realzada con índices luminiscentes, mientras que el americano se caracteriza por una ejecución bicolor negra/gris, circundada por un aro externo que lleva una escala graduada de cinco minutos, la que además luce la firma “LeCoulture”. Las dos versiones presentan horas, minutos, segundero central y alarma, corona a las 4 h, Calibre Memovox 965, movimiento automático, descendiente del primer Calibre Memovox de cuerda manual con 28,800 alternancias/h, 23 rubíes, 268 componentes, reserva de marcha de 45 h y hasta 10 bares de hermeticidad.

 

 

Texto: AMURA ± Foto: Jaeger-LeCoultre, Richemont Latin America & Caribbean

 

e-max.it: your social media marketing partner