El reconocido hotel St. Regis de la ciudad de México fue la sede de la máxima celebración del sector relojero de lujo en Latinoamérica el pasado mes de octubre: la XII edición del Salón Internacional Alta Relojería 2018 (SIAR). 40 marcas de reconocidas casas relojeras más 19 CEOs se reunieron para presentar sus últimos lanzamientos mundiales y sus piezas más características ante un público exigente de posibles clientes, los medios y expertos. La presencia de marcas líderes, como Audemars Piguet, Chopard, Zenith, Greubel Forsay, Girard-Perregaux, Czapek & Cie, Louis Moinet, Corum, Jaeger Le-Coultre, Hublot y Jacob & Co entre otros; es crucial para la promoción y el crecimiento del mercado de la alta relojería en México, que año a año ha ido incrementado.

 

RELOJ DE ALTA COMPLICACIÓN
Panerai L’Astronomo Luminor 1950 Tourbillon Moon Phases
Equation of Time GMT

 

 

RELOJ DEL AÑO

Baume & Mercier Clifton Baumatic

 

 

PREMIO DE LA CRÍTICA

Ferdinand Berthoud. Chronomètre FB. 1 Edición Malaspina

 

 

VALOR RELOJERO

Greubel Forsey Différentiel d’Égalité

 

 

RELOJ CRONÓGRAFO

Singer Reimagined Track 1 Watch Hong Kong Edition

 

 

RELOJ SPORT 

TAG Heuer Carrera Calibre Heuer 02T

 

 

RELOJ CONCEPTO

Audemars Piguet Royal Oak RD#2

 

 

RELOJ DE DAMA

Cartier Révélation d’une Panthère

 

 

MARCA EN ASCENSO

Laurent Ferrier Galet Square Régulateur

 

 

PREMIO DEL PÚBLICO
Bulgari Octo Finissimo Tourbillon Automatique

 

 

ENTREVISTA CON CARLOS ALONSO DIRECTOR DEL SALÓN INTERNACIONAL DE ALTA RELOJERÍA

Esta es la edición número 12 –las mismas horas que tiene un reloj. En este tiempo han venido 71 CEOs, 90 marcas diferentes, y más o menos se exhiben 1,000 relojes por año.

En estos 12 años el evento se ha consolidado. Muchas marcas comienzan a participar y otras tantas dejan de hacerlo, pero se ha ido alimentando.

Depende de los problemas o las virtudes que tenga cada marca en cada momento –si tienen presupuesto o no; si Latinoamérica es estratégico para ellos o si están mirando más a Asia o el Medio Oriente.

 

“México está en el top 10 de la relojería mundial en Alta Relojería.”

 

Hay innovaciones y también ha habido disponibilidad por parte de las marcas para hacer piezas más accesibles para algunos mercados.

La relojería, después de ese punto de inflexión en 2014, 15 y 16 a nivel mundial, se asentó un poquito por varios factores. Porque había, en años previos, demasiado producto en el mercado. Entonces yo creo que necesitaba un poco de depuración. Lo que aprendieron las marcas fue que había mucha inflación en los precios. Ahora son mucho más sensatos, coherentes. Las piezas valiosas y complicadas siguen costando caras porque es arte puro y no se trata de un tema de marketing, pero empiezas a encontrar marcas de mucho prestigio que son más accesibles; están siendo muy conscientes de que hay que empezar a seducir al nuevo público y a las nuevas generaciones por calidad precio, no solo por arte.

 

¿Hacia dónde va el SIAR?

Las bases para que una cosa tenga éxito es sembrar cultura, que la gente tenga un interés natural por esto y que sienta una conexión. Lástima que no haya relojería hecha en México y la tengamos que traer de Suiza, pero las bases están sentadas. Quiero invitar sobre todo a las nuevas generaciones. Me da gusto que en los últimos años se ha visto una curiosidad natural en los jóvenes, que supuestamente decían que los smart watches iban a matar a los relojes. Invito a los jóvenes a que vengan a descubrir que hay valor cultural, artístico, monetario. Es un sector que empezó en los 1600 y ha pasado por revoluciones, guerras mundiales y aquí sigue porque es un arte renacentista que perdura en el tiempo.

 

Texto: Amura ± Foto: CORTESÍA DE LAS MARCAS

e-max.it: your social media marketing partner