El beneficio operativo de Porsche AG creció alrededor de cuatro por ciento en comparación con el año anterior, alcanzando cerca de 4 mil 900 millones de dólares, mientras que los ingresos por ventas aumentaron hasta 29 mil 200 millones de dólares, 10 por ciento.

El fabricante de autos deportivos está ampliando su oferta en el campo de la electromovilidad. El Taycan es el primer deportivo cien por ciento eléctrico de Porsche y será presentado en septiembre, y su primer derivado, el Cross Turismo, a principios del siguiente año.

También, la nueva generación del auto deportivo del segmento de los SUV compactos, el Macan, tendrá propulsión únicamente eléctrica, convirtiéndose en la segunda familia de modelos Porsche alimentada por baterías.

Oliver Blume, presidente del Consejo Directivo de Porsche AG, dijo que “Porsche es sinónimo de motores de gasolina emocionales y de híbridos enchufables de altas prestaciones. En el futuro también seremos reconocidos por los sistemas de propulsión ciento por ciento eléctricos”.

Los esfuerzos de la compañía están basados en la proyección que ha hecho hasta 2025, año en el que se espera que la mitad de las ventas de sus autos deportivos será eléctricos en su totalidad o de híbridos enchufables.

“Nuestro primer deportivo ciento por ciento eléctrico anuncia el comienzo de una nueva era y dado que tenemos ya más de 20.000 personas verdaderamente interesadas en comprar uno, vamos a incrementar nuestra capacidad de producción”, finalizó Blume.

Porsche espera aumentar sus entregas en 2019, así como un ligero incremento en los ingresos por ventas e invertirá, de acuerdo al presidente del Consejo Directivo, aproximadamente 17 mil millones de dólares en nuevos productos en el periodo que va hasta 2023.


Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG (izq.) y Lutz Meschke, Vicepresidente del Consejo Directivo de Porsche AG y Miembro del Consejo Directivo responsable de Finanzas y Tecnologías de la Información

 

 

 

 

e-max.it: your social media marketing partner