Puro y minimalista. No en bruto como un auto de carreras, todavía debe sentirse como vehículo de lujo.

Han pasado casi diez años desde que la marca londinense lanzó Evora, su último automóvil deportivo, por lo que la presentación mundial del primer hipercoche de emisión cero de Lotus en Londres fue un importante evento.

Bajo el nombre de Evija, continuando con una larga fila de autos Lotus que inician con la letra E, este biplaza de 2,000 hp encabeza la clasificación del más poderoso del mundo. Su precio de 1,500 millones de euros más impuestos locales, y el hecho de que solo se comercializarán 130 con entregas a partir del siguiente año, lo reflejan.

Inspirados en el sector aeroespacial y los automóviles de carreas, Russell Carr, jefe de diseño y su equipo, crearon un vehículo increíblemente bajo y lleno de formas orgánicas. “Hemos desarrollado la tendencia que se ve en muchos autos de Le Mans, donde el flujo de aire se administra no solo sobre las superficies del automóvil, sino también a través de éste”, señaló.

Evija cuenta con cuatro ruedas motrices y ocho veces más potencia que un auto de Fórmula E. Posee una capacidad de alcance de 250 millas con 0-62 mph en tres segundos y 0-186 en menos de nueve.

Anthony Bushel, jefe de diseño exterior de Lotus dijo en el marco del evento que “es fácil hacer un superdeportivo impactante, pero la belleza siempre estuvo tan alta en nuestra agenda como la tecnología”.

El interior es también una maravilla técnica. Integrado dentro de una viga flotante del panel de instrumentos, hay una única pantalla digital frente al conductor. Cuenta pequeñas cámaras traseras desplegables en lugar de espejos retrovisores que transmiten la vista trasera a dos pantallas interiores.

 

e-max.it: your social media marketing partner