El lote principal de la subasta Rare Watches protagonizada por la casa de subastas Christie´s y llevada a cabo durante la tarde del lunes, fue un repetidor de minutos de oro amarillo hecho por Patek Philippe en 1927 para el coleccionista aristócrata estadounidense Henry Graves Jr., al que se le entregó en 1938.

Desde hace 100 años, este repetidor de minutos fue el primer reloj de pulsera Patek Philippe propiedad del coleccionista de relojes más famoso del siglo XX. Entre los coleccionistas de relojes es una figura legendaria.

El Gold Minute Repeater de Graves, fue vendido por 4 millones 586 mil 895 dólares y posee una inscripción en el fondo de su caja que dice: “Esse Quam Videri”, del latín “Para ser visto”. Este mismo modelo ya había sido vendido en una ocasión por Sotheby´s en 2012 por una suma menor a los 3 millones de dólares.

La venta finalizó con un total de 12 millones 686 mil 900 dólares, con el segundo lote de mayor precio vendido: 881 mil 285 por un Patek Philippe Ref. 5016 de platino único en su tipo. Éste fue diseñado en 2005 y se trata de uno de los relojes de pulsera más complicados de la producción moderna del relojero; cuenta con repetidor de minutos, calendario perpetuo, tourbillon y fases lunares.

 

e-max.it: your social media marketing partner