La compañía relojera suiza optó por mejorar uno de sus relojes más emblemáticos con materiales preciosos.

Estas nuevas versiones del Royal Oak “Jumbo” estarán limitadas a 70 ejemplares; 40 en platino 950 y 30 en oro rosa de 18 quilates. Con una caja de 39 mm con 8.1 mm de grosor, Audemars Piguet optó por utilizar una esfera de ónix negro con 11 diamantes blancos.

Ambas versiones funcionan con el movimiento patentado Calibre 2121 de cuerda automática, 40 horas de reserva de marcha y es resistente hasta 50 metros bajo del agua.

Diseñado por Gerald Genta, el Royal Oak fue lanzado en 1972 por Audemars Piguet en un último esfuerzo por mantenerse a flote en un mundo donde los relojes de cuarzo amenazaban con destruir a la industria a principios de los setenta.

Su silueta octogonal, inspirada en los cascos de buceo, fue un cambio radical que marcó la época, permitiendo ampliar los límites al ser el primer reloj de acero inoxidable comercializado como uno de lujo. Desde entonces se ha convertido en un clásico moderno.

e-max.it: your social media marketing partner