Una de las mayores adiciones del Omega Speedmaster, es el conocido como Moonwatch por su inolvidable viaje a la luna en julio de 1969, el modelo cuenta con un cronógrafo de diseño clásico y un carácter deportivo que encantará a los fanáticos de la relojería.

Luego de 63 años de su introducción, sigue atrapando a cualquier público y más aún con la ahora enriquecida colección en la que figuran cuatro nuevas piezas, dos disponibles en oro de 18 quilates.

Uno de los modelos posee una caja de oro Sedna en tonos rojos y una correa de cuero marrón pardo; su esfera, plateada, está bañada en un tono monocromático acentuado por agujas de oro. Otro está disponible en oro amarillo, correa de cuerdo verde, agujas barnizadas e índices de punta de flecha en tonalidades amarillas.

Ambos son los más destacados de la colección y cuentan con un bis de aluminio con la escala taquimétrica característica del Speedmaster y un círculo exterior con 90 diamantes. Más allá de apariencia elegante, su mayor complemento es su destreza mecánica de Calibre 3330 certificado por la marca.

 

e-max.it: your social media marketing partner