Este 2020, la Maison suiza presenta tres nuevos modelos Altiplano Flying Tourbillon en increíbles tonos azules inspirados en el cielo nocturno.

El origen de estos relojes se remonta a los inicios de Piaget en 1874, cuando su fundador Georges Edouard Piaget se esforzó en fabricar componentes de alta precisión para los relojes de aquel tiempo. Sin embargo, no fue hasta que en 1943 que cobró reconocimiento mundial con su savoir-faire.

El verdadero arte de los movimientos y relojes ultrafinos es la creación de los componentes de éstos, dos o tres veces más delgados que las piezas normales. A la fecha, Piaget ha desarrollado 35 calibres internos; 23 ultradelgados.

En 2017, la Maison celebró el 60 aniversario de su Alitplano Flying Tourbillon, poniendo el movimiento al servicio del diseño, sin duda, una hazaña de la ingeniería.

Piaget celebra la primavera 2020 con el Altiplano Tourbillon Infinite Blue de edición limitada a 38 piezas, equipado con una carátula en PVD azul, adornado con 135 diamantes en bisel con una correa de piel de cocodrilo en el mismo tono. Los cuernos la hebilla y el dial rodean formando el infinito y enmarcando el calibre 670 de tourbillon volante de manufactura.

La siguiente versión, limitada a 18 ejemplares, lleva el diseño creativo al límite con un remolino de diamantes que forma el infinito a través de una carátula PVD azul; cuenta con 276 diamantes y funciona con el tourbillon volante 670 P de Piaget.

La tercera y última edición está limitada a ocho piezas y destaca por el elegante trabajo de engaste con diamantes baguette; un movimiento tourbillon 670 P y un contador de horas y minutos descentrado que brilla gracias a los diamantes que adornan el bisel y la carátula. En total, está engastado con 386 diamantes y una elegante correa azul de piel de cocodrilo.

e-max.it: your social media marketing partner