Como parte de la celebración de Día de Muertos en México, que toma conciencia de la posibilidad de la muerte y a la vez proporciona todo su sentido a la existencia, Chopard busca homenajear la tradición mexicana a través de su reloj L.U.C Skull One.

Limitado a solo 100 ejemplares, este reloj cuenta con una esfera lacada en la que se dibuja el rostro de una calavera al estilo mexicano, cubierto de motivos en forma de sol, de flor o corazón, o de un mostacho cuyas puntas redondeadas enmarcan una dulce sonrisa sin dientes.

Un cráneo simpático sobre el que las horas pasan cada vez que lo tocan las agujas, con índices en tonos dorados que contrastan con el resto del conjunto negro.

La correa es de cuero de becerro color marrón y cosida a mano. En cuanto al corazón de la pieza, se trata de una caja que alberga el movimiento mecánico de carga automática L.U.C 96.53-l; está provisto de dos barriletes según la tecnología de Chopard Twin, lo que le permite poseer una reserva de marcha de 58 horas.

 

e-max.it: your social media marketing partner