El fabricante francés de automóviles de lujo incrementó sus resultados operativos por tercer año consecutivo.

Stephan Winkelmann, presidente de Bugatti, describió el 2020 como “inusual para todos, cuando la pandemia del nuevo Coronavirus causó una enorme interrupción en nuestra vida cotidiana”. Señaló estar agradecido de que a pesar del difícil periodo que atravesó la compañía, todos los desafíos hayan podido ser superados.

“Estoy muy orgulloso de que hayamos podido lograr nuestro tercer año consecutivo en el que batimos récords. Por esto, me gustaría agradecer a todo el personal. Además, con los primeros clientes que recibieron las entregas del Divo, cumplimos nuestra promesa de llevar una interpretación moderna de la tradición histórica de la carrocería a la carretera”.

Lamentó que, debido a los bloqueos por la Emergencia Sanitaria, el equipo Bugatti no haya podido reunirse con los “fanáticos y amigos de la marca” en persona, sin embargo, recordó que las plataformas digitales son las que los han mantenido en contacto con los propietarios.

“Durante los pocos meses sin bloqueo, los clientes de Bugatti finalmente tuvieron la oportunidad de experimentar el nuevo Chiron Pur Sport por sí mismos”, sostuvo Stephan Winkelmann. Respecto al automóvil, se trata de un hiperdeportivo con una producción limitada a 60 unidades.

En octubre, la compañía presentó Bolide, un hiperdeportivo extremo con un concepto tecnológico que representa a la marca en su forma más pura: Excelencia, coraje y dedicación. “Un coche y proyecto increíbles”.

 

 

Bugatti Divo, una edición limitada a solo 40 vehículos

Se trata de una obra maestra altamente personalizada de la artesanía automotriz y un imprescindible para cualquier colección de Bugatti. Tiene un precio de cinco millones de euros y hace homenaje a Albert Divo, un piloto automovilístico francés, pionero de la competición de la era del Grand Prix y quien colaboró con Bugatti por muchos años.

Dentro de los planes especiales de la compañía para este año, está el entregar las 40 piezas del Divo a los clientes, así como la mayor parte del Chiron Pur Sport. “Sin duda será un momento maravilloso y triste cuando el último Divo abandone el Atelier en Molsheim”.

A nivel personal, Winkelmann expresó: ““El 2021 va a ser un año particularmente desafiante. Además de mi papel como presidente de Bugatti, también asumí el cargo de presidente de Lamborghini desde diciembre de 2020. Sin embargo, esta es una empresa que está cerca de mi corazón, ya que Lamborghini fabrica los superdeportivos más exclusivos con un diseño sobresaliente. Bugatti, por otro lado, es sinónimo de los hiperdeportivos más extraordinarios, potentes y elegantes del mundo. Por lo tanto, mi atención permanecerá en Molsheim también en 2021 ".

 

e-max.it: your social media marketing partner