Un auto aerodiámico con un tema náutico cuyo nombre hace alusión a su parte trasera cónica, un estilo que se remonta a la década de los 20.

El Rolls-Royce Boat Tail se trata de un carro hecho a la medida que engloba lo mejor de los automóviles y los yates, está inspirado en el mar y tiene un precio de más de 25 millones de dólares, lo que lo convierte en el más caro del mundo. Cabe recordar que el último coche con ese título era La Voiture Noire de Bugatti, el cual se vendió por 18.7 mdd después de impuestos.

Este nuevo Rolls-Royce mide 19 pies de largo y se basa en la plataforma de marco espacial de aluminio compartida por los modelos Phantom, Cullinan y Ghost; asimismo, comparte el mismo motor V-12 de 6.75 litros.

Sus principales características son el enorme capó azul Azur pintado a mano, graduado hacia un tono más claro, un enfriador de champán doble −diseñado específicamente para adaptarse a las botellas de la cosecha Armand de Brignac−, y un juego de vajilla de Christofle of Paris combinada con molinillos de sal y pimienta, todos grabados con el nombre del automóvil.

Las joyas de la corona son una sombrilla que se inserta en la parte trasera para proporcionar sombra adicional, la tapicería, y el trabajo conjunto con House of Bovet para los relojes 1822 a juego.

El Rolls-Royce Boat Trail es el resultado de un ‘pedido especial’ para tres clientes, por lo que se fabricaron tres unidades. Su creación tomó cerca de cuatro años.

 

e-max.it: your social media marketing partner