Era 1998 cuando, en pleno Strip ─que es casi la calle más famosa de Las Vegas, arteria de los hoteles y casinos─, un letrero proclamaba: “Próximas actuaciones de Van Gogh, Monet, Renoir y Cézanne. Artistas invitados: Pablo Picasso y Henry Matisse”.

En ese entonces, fue el estadounidense Steve Wynn quien adquirió el hotel Bellagio que, decorado con cafeterías, restaurantes y sales de juego, contaba (y hasta la fecha) con un fabuloso museo de arte de los siglos XIX y XX.

Durante el proceso de compra, Wynn logró hacer amistad con el hijo del pintor, Claude Picasso, y Francoise Gillot, encargando los diseños de muebles y tapices para el restaurante que lleva por nombre el apellido del artista. Éste está inspirado en la vida y obra de su homónimo y ha sido galardonado con una estrella Michelin.

En los muros de éste cuelgan diferentes obras del pintor, de las cuales, 11 saldrán a subasta el próximo 23 de octubre, de acuerdo con lo declarado por el grupo de casinos y hoteles MGM Resorts y Sotheby’s.

 

 

El evento tendrá como sede el mismo restaurante del hotel Bellagio, y se llevará a cabo solo dos días antes de lo que habría sido el cumpleaños 140 del artista.

La colección incluye pinturas ─como la Femme au béret rouge-orange, Buste d’homme, Nature norte au panier de fruit et aux fleurs, entre otras─; además de obras en papel y una obra de cerámica; en total, se estima que el valor de venta podría superar los 100 millones de dólares.

Cabe destacar que ésta será la primera vez que Las Vegas son sede de una de las subastas nocturnas de Sotheby’s.

En un comunicado de prensa difundido por MGM Resorts, la subasta de obras de Picasso ayudará a su objetivo de “profundizar la diversidad y la inclusión”. Por otro lado, la casa de subastas explicó que algunas de las ganancias serán invertidas para diversificar y ampliar la colección de arte del Bellagio.

 

e-max.it: your social media marketing partner