Lo que parecía imposible, la creación de cristal de oro, fue logrado por la firma relojera Hublot, y aplicado en la fabricación del modelo Spirit of Big Bang Gold Crystal. Creado por la naturaleza, el cristal de oro es un raro y exclusivo elemento que aparentemente no podía ser reproducido por el ser humano, al requerir de tiempo y un proceso complejo.

Esta forma del oro es única, ya que resulta imposible reproducir dos cristales de oro idénticos. Sin embargo, en combinación entre el laboratorio metalúrgico y el departamento de I+D de Hublot lograron igualar la condición más rara de oro que se puede encontrar en la Tierra: el oro nativo cristalizado, el cristal de oro.

El proceso natural de la cristalización del oro transcurrió hace decenas de millones de años, al momento en el que se formaron las cadenas montañosas. A través de las grietas de la Tierra, las aguas cálidas extrajeron el oro, depositándolo nuevamente en vetas sobre las rocas. Con la erosión, estos filones, transportados por el agua y la lluvia, fueron depositados en los lechos de los ríos, dando lugar, en contadas ocasiones, a las extrañas escamas de oro.

En los laboratorios de Hublot se recreó el proceso de producción de la cristalización del oro. Inicialmente, se calienta el oro más puro –de 24 quilates- hasta su punto de fusión (1,064.18 °C), provocando que sus átomos se volatilicen en una mezcla gaseosa antes de entrelazarse entre sí. Gracias al efecto de la baja temperatura, se forman estructuras ligeras y cinceladas.

 

 

A continuación, miles de pequeños cristales se unen entre sí para crear una arquitectura que al mismo tiempo resulta única, aleatoria y totalmente irreproducible. Posteriormente viene una fina selección para conservar tan solo los cristales más perfectos, que no superan el 20% de los producidos.

De la hábil mano del maestro relojero, los cristales de oro son depositados sobre una esfera negra cubierta con una fina capa de laca transparente, cuyo proceso de fabricación requiere de un año de investigación y desarrollo, y cuya ejecución exige una atmósfera controlada para evitar la aparición de burbujas de aire en la superficie. Son necesarias unas 20 capas de laca para encapsular los cristales de oro, posteriormente el pulido hace que la laca sea invisible, perfectamente lisa y uniforme.

El Spirit of Big Bang Gold Crystal ofrece la forma de tonel de Hublot, con códigos que encarnan el espíritu del icónico Big Bang: sus 6 tornillos representan una H en el bisel, las lunetas a ambos lados de la caja, la corona enroscada moldeada en caucho decorada con la famosa H y la construcción tipo sándwich.

En perfecto contraste con el dorado de los cristales, la caja del Spirit of Big Bang Cristal d’Or está revestida de cerámica negra, a juego con una correa de piel de cocodrilo en tono negro, cosida sobre caucho. Se ofrece en dos ediciones, de 39 y 42 mm, con una independencia de 50 horas sin necesidad de dar cuerda a su movimiento mecánico automático Caliber HUB1710.

e-max.it: your social media marketing partner