Pasaron más de seis décadas antes del regreso de la Sportster S de Harley-Davidson, propulsada por un motor fabricado en conjunto con el fabricante alemán Porsche.

La Sportster S nació en 1957 y dominó las pistas varios año, y ahora en su retorno incluye el nuevo motor Revolution Max 1250T, desarrollado por Harley-Davidson y Porsche Engineering, en una colaboración que viene de la década de 1970, cuando los ingenieros de Porsche fabricaron un tren motriz de 1,131 cc refrigerado por agua, basado en un motor de carreras V-Twin.

La actual unidad de potencia es bicilíndrica, V-Twins, con 1,252 cc, que produce 120 hp y permite un desplazamiento a una velocidad máxima de 220 km/h. El Revolution Max es enfriado por líquidos, con doble árbol de levas y sincronización variable de válvulas.

El aspecto deportivo de la motocicleta está inspirado en los días gloriosos de Harley-Davidson en las pistas, realzado por los tubos de escape fabricados en acero inoxidable 304, resistentes a la corrosión y un diseño que desvía el calor del escape lejos de las piernas y la sección posterior de la motocicleta.

 

 

Para darle un efecto retro, todos los datos del vehículo son presentados en una moderna pantalla redonda LCD de 4 pulgadas, conectada al teléfono inteligente del conductor vía Bluetooth. Los indicadores son digitales, además de presentar los modos de conducir y toda la información de la aplicación Harley-Davidson.

Con el simple toque de un interruptor pueden elegirse los tres modos preprogramados de conducción: Sport, Road y Rain, o crear uno personalizado. Otra opción es la configuración, con la combinación específica de entrega de potencia, frenado, sistemas de frenado antibloqueo mejorado en curvas (C-ABS) y el sistema de control de tracción mejorado en curvas (C-TCS).

Otra innovación es la estructura del chasis, donde se eliminó el cuadro tradicional, lo que redujo significativamente el peso total a 228 kg, a cambio de ofrecer un manejo preciso. Con el centro de gravedad bajo y el chasis totalmente rígido, el rendimiento fue optimizado.

La Sportster S puede ser personalizada con el kit Wild One, que incluye protecciones del motor, parabrisas, un asiento con respaldo para el pasajero y una elegante bolsa trasera. La Sportster S se presenta en tres colores: Midnight Crimson, Vivid Black y Stone Washed White Pearl.

e-max.it: your social media marketing partner