Philips, la casa suiza de subastas logró una proeza global en el precio de transacción de un reloj de pulsera, al ofertar un Omega Speedmaster de 1957, en 3’115,500 francos suizos (equivalente a 3’415,332 dolares).

Se trató del modelo Omega Speedmaster CK2915-1 que superó con creces el precio de salida estimado entre 80,000 y 120,000 francos suizos (87,700-131,550 dólares). El guardatiempos fue uno de los primeros Omega Speedmaster lanzados en 1957 como parte de la “Trilogía” de relojes profesionales de la marca, que incluía el Seamaster 300 y el Railmaster.

Si bien muchos relojes coleccionables son valorados por haber sido almacenados durante décadas de forma segura en la oscuridad, este extraordinario Omega ha vivido una vida activa, a menudo a plena luz del sol, lo que ha dado como consecuencia una esfera única “tropical” que ha envejecido hasta adquirir un tono marrón sorprendentemente uniforme.

Además, el material luminoso tanto en la esfera como en las manecillas envejecieron al mismo ritmo, dando a la pantalla un atractivo tono dorado. Esta uniformidad de color también viene a confirmar que el reloj no ha sufrido ningún servicio disruptivo.

Los relojes Omega con la referencia CK2915 fueron fabricaron entre 1957 y 1959, y se produjeron en tres modelos diferentes, que convierten al CK2915-1 en uno de los primeros y más coleccionables Speedmaster.

Las diferencias clave con los modelos de generaciones posteriores son las manecillas “Broad Arrow” de las horas y minutos, caracterizadas por ser de gran tamaño, con el bisel de metal y gráficos únicos en la esfera, que se distinguen por la “O” ovalada de Omega.

El modelo de primera generación, referencia CK 2915, es considerado por los coleccionistas como “el santo grial” de los relojes Omega. Fue el cronógrafo inicial que incluyó una escala taquimétrica en el bisel, en lugar de la esfera, y es el primer Speedmaster que extrajo su poder del poderoso Calibre 321, un movimiento extremadamente robusto y confiable.

Junto con el guardatiempos, el comprador recibió un “Extracto de los archivos” de Omega que confirman la fecha producción del reloj: 22 de noviembre de 1957, y la documentación original del guardatiempos.

e-max.it: your social media marketing partner