En homenaje a la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco, mejor conocidos como Los Topos, Baume & Mercier realizó dos versiones de un reloj edición especial, de los cuales se fabricaron 250 piezas de cada modelo.

Con ambos guardatiempos, la firma suiza conmemora a los voluntarios mexicanos que prestan sus servicios de rescate, apoyo y asistencia a las personas en situación de peligro. A la vez, la compañía suiza otorgará a Los Topos un porcentaje de la venta de los modelos presentados, para alentarlos en sus acciones de salvamento.

El cronógrafo automático incluye varios detalles, concebidos para honrar a estos héroes mexicanos. El más sobresaliente es una imagen capturada en septiembre de 2017, ubicada en la parte posterior de la caja, donde aparece un voluntario con su canino, después del rescate de una víctima del sismo que azotó a la Ciudad de México en esa fecha; en la parte inferior está escrita la leyenda “Topos Brigada de Rescate”.

La caja de ambas versiones es de 44 mm de diámetro en acero inoxidable pulido, con acabado satinado. Cuentan con una escala de taquímetro en el bisel en tono “verde patrio”, complementado con el color rojo de las manecillas del cronógrafo, que hacen que sea una pieza que lleva a México en su ADN.

La carátula de la primera versión es en tono negro satinado, con los contadores del cronógrafo plateados y decoración “snailed”; el segundo reloj viene con la carátula blanca, con los contadores del cronógrafo en color “verde patrio”.

Los Topos es una asociación civil integrada por voluntarios, capacitados para atender desastres nacionales e internacionales como terremotos, huracanes, inundaciones, accidentes aéreos y ferroviarios, explosiones e incendios urbanos y forestales, por lo que han recibido diversos reconocimientos. Su financiamiento es vía donativos, inscripciones, subsidios o aportaciones.

El origen de Los Topos data del 19 de septiembre de 1985, cuando un terremoto de 8.1 grados en la escala de Ritcher azotó la capital de México. Un grupo de voluntarios trabajó coordinadamente en las acciones de búsqueda y rescate de víctimas y la gente comenzó a llamarles “Topos”, y en febrero de 1986 se constituyó legalmente la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco, A. C.

Actualmente, Los Topos cuentan con 40 voluntarios activos y 40 en reserva (personas entrenadas, no activas), con tres perros operativos y dos en formación.

Los caninos juegan un papel primordial en la localización de la gente atrapada en los desastres, así en la delimitación de las zonas de búsqueda. En los operativos, el trabajo es en binomio, rescatista y canino. A través del olfato, el perro es capaz de detectar el olor de un ser humano bajo los escombros, y avisar con un ladrido, rascando el piso o poniéndose inquieto.

e-max.it: your social media marketing partner