La emoción de desplazarse a toda velocidad y de forma segura sobre cuatro ruedas en terrenos off-road, es posible con los todoterreno RZR Turbo R y RZR Pro R, los modelos más recientes de Polaris.

Con este par de vehículos, la compañía estadounidense Polaris espera hacer historia entre los todoterreno, al estar dotados de los motores más potentes y avanzados tecnológicamente nunca antes desarrollados por la marca. Ambos vehículos estarán disponibles en las versiones Sport, Premium y Ultimate, y llegarán al público en los primeros meses del 2022.

Sobre el RZR Pro R, Reid Wilson, vicepresidente de Polaris, comentó que el paquete de motor, chasis y suspensión del RZR Pro R “es posiblemente similar al de un vehículo aspirante al título de una Carrera Baja 1000, pero salido directamente de fábrica. Hoy en día no hay nada parecido en el mercado; intentar replicar su resistencia y suspensión dinámica en un modelo de fábrica costaría miles de dólares en repuestos y servicio”.

El RZR Pro R cuenta con un motor de cuatro cilindros de aspiración natural, que genera 225 caballos de fuerza, convirtiéndose en el más poderoso instalado en un Polaris. El RZR R Turbo, por su parte, presenta un motor turboalimentado de dos cilindros y cuatro tiempos, refrigerado por líquido con inyección de combustible, que entrega 181 caballos de fuerza.

Para seguridad de los ocupantes, ambos todoterreno están fabricados con un chasis de una pieza y jaula antivuelco completamente soldada, bujes unificados reforzados y grandes brazos de caja en A de acero, que proporcionan un elevado nivel de resistencia. Tanto el RZR Pro R como el RZR Turbo R llevan el control del manejo al siguiente nivel, gracias al chasis más ancho de la industria, 74 pulgadas, y la suspensión MaxLink de 29 pulgadas, que absorbe los obstáculos sin esfuerzo.

Los modelos cuentan con el nuevo Dynamix DV, el primer y único sistema de suspensión de rebote y compresión independiente, que incluye cuatro modos de suspensión y dirección que monitorean los movimientos del conductor y la máquina 200 veces por segundo, ajustando automáticamente la compresión y la amortiguación de rebote de manera independiente para hacer que el manejo resulte lo más suave posible y las llantas se mantengan el mayor tiempo en contacto con el suelo.

Otra novedad es la introducción de los rines Pro Armor de cinco birlos, que pueden ser combinados con neumáticos de 32” o 33”. A la par de estos rines, Pro Armor lanzará una línea completa de accesorios, jaulas, techos, parabrisas y almacenamiento. Para la personalización de los vehículos, Polaris diseñó más de 70 accesorios, en las colecciones Desert, Dune y Rugged Trail.

e-max.it: your social media marketing partner