Influenciado por las investigaciones sobre electromagnetismo realizadas por su compatriota Nikola Tesla, el ingeniero croata Mate Rimac fundó hace 12 años Rimac Automobili, con el Nevera como primer modelo.

El Nevera es capaz de alcanzar velocidades excepcionales, superiores a los 400 km/h, de ahí su nombre, similar al del poderoso sistema de tormentas mediterráneas. La clave está en los cuatro motores, cada uno de ellos instalado de manera independiente en una rueda del Nevera, que canalizan el par para un control en el manejo y una estabilidad sobre el pavimento sin precedentes.

Los cuatro propulsores producen 1,914 caballos de fuerza, que permiten al Nevera conseguir los 100 km/h en 1.97 segundos, y los 400 metros en 8.6 segundos. Los motores son alimentados por un paquete de baterías que originan 120 kWh.

Por su tecnología, el Nevera calcula la cantidad de torque desplegado en cada rueda más de 100 veces por segundo, logrando la dinámica de conducción deseada través del sistema inteligente All Wheel Torque Vectoring de Rimac (R-AWTV).

Para seguridad de sus ocupantes, debajo de la carrocería se encuentra una estructura sólida, con un monocasco de fibra de carbono con techo de carbono adherido y un subchasis trasero de carbono, dando como resultado un núcleo estructural liviano, potente y excepcionalmente fuerte. Todo está diseñado y desarrollado íntegramente en la fábrica de Rimac, en Croacia.

Convertido en un exitoso hiperauto deportivo eléctrico diseñado y fabricado a mano en Croacia, recientemente inició un proyecto de cooperación con Porsche y Bugatti, donde Rimac Group tendrá el 55% de la participación en la empresa Bugatti-Rimac, mientras que Porsche poseerá el restante 45%.

En la actualidad está siendo construida una nueva fábrica para Rimac, en Sveta Nedelja, cerca de Zagreb, con un costo que ronda los 230 millones de dólares, que serán inauguradas en 2023.

e-max.it: your social media marketing partner