El rey de los océanos, el gran tiburón blanco, fue honrado por Ulysse Nardin con el Diver Chronograph Limited Edition Great White de edición especial.

El Carcharodon carcharias o gran tiburón blanco, ha sido temido, incomprendido y tomado como referencia de depredador del océano, provocando estremecimiento entre quienes se adentran en el mar sin conocerlo a fondo. Ahora, gracias a una profunda compresión derivada de investigaciones y esfuerzos de preservación, este pez cartilaginoso está tomando su merecido lugar como héroe de las profundidades, un eslabón crítico en la cadena alimenticia y parte fundamental en el equilibrio del medio ambiente.

Es por esto que Ulysse Nardin le rinde honor mediante su inmortalización en una nueva edición de su colección de relojes de buceo: Diver Chronograph Great White, manteniéndose fiel a su irrefutable condición de relojero de los océanos.

El cronómetro presentado sigue la tradición de la manufactura en relojes de buceo, respetando el ADN que lo conecta con la vida marina. Bajo esta línea y en protección del medio ambiente, en 2020 Ulysse Nardin se asoció con Ocearch, una organización de investigación de tiburones blancos, cuya misión es proporcionar datos de fuente abierta sobre la especie a través de su programa de captura, estudio, liberación y rastreo.

Como resultado de esta asociación para la investigación de estos magníficos depredadores, realizaron el marcado y liberación de un tiburón blanco, nombrado como Ulysses, que se convirtió en el más reciente ‘embajador’ de la marca. Ulysses es un macho adulto, marcado en el mar del Atlántico norte frente a la isla Ironbound, Nova Scotia, en Canadá, el 14 de septiembre de 2021. El nuevo ‘amigo’ de la marca mide 3.75 metros y pesa cerca de media tonelada.

De esta manera Ulysses se une a la familia de la manufactura, incluidos Andromache, Fred Buyle, Sebastien Copeland y otros tiburones. El rastreo de estos ejemplares destaca el trabajo por hacer y arroja a la luz datos críticos para la conservación de esta especie que desde 1996 está clasificada como vulnerable en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El Diver Chronograph Great White de Ulysse Nardin de 44 mm engloba en su caja de titanio, un movimiento de cuerda automático UN-15. En la carátula gris que evoca a la piel del tiburón, podemos encontrar tres subesferas, la primera a las 3, indicando un contador de 30 minutos, la segunda a las 6 con contador de 12 horas y fecha, y a las 9 la subesfera del segundero pequeño. Emblemático de la manufactura, la rueda de escape, el ancla y el espiral son de silicio.

El cronógrafo viene con correa de caucho blanca donde destaca la silueta del escualo en Superluminova, un recordatorio constante de la importancia del tiburón para el ecosistema y de la tradición marina de la maison de alta relojería.

Con su color blanco profundo y sus detalles en gris, el reloj cuenta con 318 componentes. La emblemática pieza soporta una profundidad de 300 metros, diseñado para vivir en el entorno submarino junto a su homónimo.

El diseño audaz de este guardatiempos, limitado a 300 ejemplares nos recuerda la legitimidad de la manufactura para gobernar las olas y en esta ocasión, da un paso más allá en la conservación del medio ambiente.

e-max.it: your social media marketing partner