Creaciones invernales y diamantes escarchados.

La colección cápsula Happy Snowflakes, compuesta por el reloj Happy Sport, creado en 1993, destila desde hace casi tres décadas su audacia y modernidad en el universo de la relojería.

El reloj de acero de 30 milímetros de diámetro orquesta sobre esfera plateada trabajada en un martelé el baile de los icónicos diamantes móviles. Está disponible con un bisel pulido o engastado de diamantes y late al ritmo del movimiento automático Chopard 09.01-C con 42 horas de reserva de marcha.

Su esfera está coronada entre dos cristales de zafiro y diamantes colgantes, una proeza que solo algunos artesanos pueden lograr, cuidando que, durante el ensamblaje, cada móvil esté colocado de modo y manera que su baile no se encuentre jamás con el más mínimo obstáculo.

 

 

La colección Alpine Eagle se enriqueció con dos nuevos modelos de Alpine Eagle Frozen con caja de 41 mm, en oro ético blanco o rosa, ambos de 18 quilates: una oda a las cumbres nevadas. Su bisel y su correa integrada están completamente engastados con diamantes, que recuerdan a los delicados copos de escarcha que cubren los glaciares de los Alpes.

Sin renunciar el absoluto al saber hacer técnico, estas versiones están equipadas con el movimiento automático Chopard 01.03-C con 60 horas de reserva de marcha.

Tanto en la ciudad como en la montaña, los relojes Alpine Eagle Frozen cuentan con la fiabilidad de un movimiento automático visible al dorso del reloj a través de un cristal de zafiro.

e-max.it: your social media marketing partner