En este caso, el gas neutro o no metabolizado es el nitrógeno y es éste el que puede producir alteraciones fisiológicas y patológicas que, de no tomarse en cuenta, ocasionarán la enfermedad de la descompresión.

Esto ocurre en el momento del ascenso, ya que el nitrógeno se libera, formando burbujas que se alojan en tejidos y sangre.

Las principales causas o factores que predisponen a la descompresión son: No respetar los tiempos de las tablas de buceo, superar la velocidad de ascenso de 18 mts por minuto, las profundidades, tiempos de fondo y las paradas de descompresión.

 

image Ampliar
 
 

Los síntomas pueden ser leves: Dolor agudo y progresivo localizado en articulaciones, picores, erupciones en la piel, enfisemas subcutáneos, hinchazón en cara, cuello y tronco, o graves: Dolor de cabeza, alteraciones visuales y de la sensibilidad, parálisis, temblores, incoordinación motora, náuseas, vómitos, diarreas, fatigas, vértigos.

Toxicidad del oxígeno: Respirar elevadas presiones parciales de oxígeno acaba por provocar convulsiones. Este envenenamiento o toxicidad que sufre el Sistema Nervioso Central (SNC) también es denominado intoxicación aguda del oxígeno o efecto Paul Bert.

Cada persona tiene unos valores de tolerancia distintos, pero la experiencia ha establecido unos valores como seguros para buzos deportivos, de 1.4 atmósferas y de 1.6 atmósferas como contingencia.

Existen algunos síntomas que pueden alertarnos con antelación, para subir unos metros y así disminuir la presión parcial de oxígeno. Estos son:

■ Visión de túnel: El buzo va perdiendo la visión

periférica.

■ Tintineo en los oídos.

■ Cambios en el estado mental: Irritabilidad, confusión, agitación y ansiedad.

■ Náuseas o vómitos.

■ Hormigueos, tics y espasmos musculares,

sobre todo en los músculos faciales y los labios.

■ Vértigo, mala coordinación y falta de destreza.

■ Convulsiones y pérdida de conocimiento.

 

image Ampliar
 
 

Buceo con mezcla de gases: Es aquel que usa otro medio de respiración diferente al del aire. Puede ser la unión de un gas inerte con oxígeno, o incluso de nitrógeno con oxígeno, pero en una proporción diferente a la del aire (79% y 21%).

La finalidad de respirar mezclas de gases es básicamente que nos permita bajar a una mayor profundidad o permanecer más tiempo en el fondo, sin sufrir narcosis de nitrógeno o intoxicación por oxígeno.

Aire enriquecido o Nitrox: El aire enriquecido o Nitrox es aquella mezcla en la cual se aumenta la presión parcial del oxígeno, desde un 21% hasta un 40% para el buceo amateur. Hay mezclas con un porcentaje mayor del 40%, que sólo son usadas por buzos técnicos.

Esta mezcla alarga nuestros tiempos de fondo y disminuye nuestros intervalos en superficie, permitiéndonos hacer más buceos en un día, sin embargo nos limita más la profundidad.

Oxígeno, helio y nitrógeno, Trimix: Trimix es un gas respirable, que está formado por la mezcla de oxígeno, helio y nitrógeno. Se utiliza como técnica dentro del buceo técnico a grandes profundidades.

Por convenio, la mezcla se denomina por el porcentaje de oxígeno, helio y opcionalmente el balance total (hasta completar el 100% de la mezcla) de nitrógeno.

La razón para añadir helio a la mezcla de gases respirables es la de reducir la proporción de nitrógeno y oxígeno, por debajo de las proporciones (21% para el oxígeno y 79% para el nitrógeno), permitiendo que la mezcla pueda ser respirada de manera segura a grandes profundidades. 

 

image Ampliar
 
 

Info

Gerardo del Villar C.

www.diveencounters.com.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

T: 3605 1393 / 2163 2569

 

Texto: Gerardo del Villar ± Foto: Gerardo del Villar

e-max.it: your social media marketing partner