México encierra muchísimos lugares de impresionante belleza en sus litorales, algunos de difícil acceso y otros que pueden ser visitados con facilidad. Uno de estos últimos es el Parque Nacional Marino Los Arcos, localizado a 12 kilómetros de la marina de Puerto Vallaría.

A Los Arcos se puede llegar fácilmente en lancha desde Puerto Vallaría o en una pequeña embarcación desde Mismaloya, comunidad que íomó írascendencia porque ahí se filmó la película La noche de la ¡guana. Esto dio origen a Pureto Vallaría como destino turístico, ya que Mismaloya está aun kilómetro y medio de Los Arcos.

 

 

Los Arcos son parte de la cosía sur de Bahía de Banderas y lo conforman cinco islotes, tres de los cuales tienen cuevas en forma de "arcos", lo que da nombre a este parque marino. Sobre los isloíes anidan las fragaías y oirás aves marinas, las cuales esíán proíegidas debido a que esíos pequeños isloíes son muy escarpados y es casi imposible subir por ellos.

En sus cuevas y grietas se escucha permanentemente el chillido de los murciélagos. Estos pequeños quirópteros pueden ser vistos cuando salen de sus escondrijos a la hora en que el sol se esconde. Pero la importancia y el atractivo de este singular par- que se encuentra bajo el agua, cerca de los islotes. Normalmente la visibilidad es buena y resulta un lugar apropiado para esnorquelear e incluso bucear, ya que se encuentra justo en la orilla de un cañón subacuático que llega a tener hasta una milla de profundidad un poco más al suroeste de Los Arcos, pero junto al islote más grande en el lado expuesto de éste hay una pared que desciende abruptamente docenas de metros.

Los Arcos es uno de los lugares favoritos de los buzos. Por parte de los principiantes porque pueden visitarlo quedándose en las zonas más someras pero en las que hay gran abundancia de peces de diferentes especies. Por parte de los más experimentados porque se puede ir a las partes más profundas, donde, sobre todo en invierno, se encuentran mantarrayas gigantes, de hasta seis metros de envergadura. Y para los más osados y con mayor experiencia está la posibilidad del buceo nocturno que, por supuesto, hay que hacerlo solamente en compañía de expertos, experiencia que en Vallarta ofrecen diferentes empresas del ramo.

Un dato curioso sobre este parque nacional es que las formaciones rocosas que lo conforman daban nombre a la población que más tarde sería conocida como Puerto Vallarta, pero que en 1851 fue fundada con el nombre de “Las Peñas". Y no fue sino hasta el siglo pasado en que la ciudad pasaría a llamarse “Puerto Vallarta”, adquiriendo así su nombre actual, que proviene del apellido del gobernador en ese entonces, Ignacio L. Vallarta. 

 

 

 

Texto: Eduardo Lugo ± Foto: Eduardo Lugo

e-max.it: your social media marketing partner