Con el pasar de los años, la flora y fauna de Australia ha evolucionado por separado y diferente a la del resto del mundo; como consecuencia, cuenta con animales únicos como los koalas, ornitorrincos y canguros.

Gracias a su aspecto apacible, el koala australiano se ha convertido en una de las principales atracciones del lugar. Una de las principales características de este marsupial es que, de 24 horas, es capaz de dormir 20 y mantenerse despierto durante 4 para comer y relacionarse con otros de su misma especie.

El periodo gestacional es de apenas 30 días. Al nacer miden aproximadamente dos centímetros y van creciendo tras pasar aproximadamente seis meses dentro de la bolsa materna. Su esperanza de vida −en su hábitat− será de hasta 18 años; en cautiverio, podrían incluso sobrepasar los 20 años con la atención veterinaria necesaria.

Pese a ser animales herbívoros, su alimentación se limita a ingerir hasta un kilogramo de hojas de eucalipto por día, almacenando una reserva dentro entre sus mejillas para ingerir luego de dormir. Además, de los varios tipos de árboles de eucalipto que los rodean, únicamente consumirán un pequeño porcentaje de éstos; aquellos cuyas hojas contengan más proteínas y agua.

La mayoría de los koalas australianos viven en Queensland, Victoria, Nueva Gales del Sur y Australia Meridional, frente a las costas de ésta última, en la Isla Canguro, se tiene registro de que aproximadamente la mitad de 50 mil koalas han muerto, a raíz de los incendios que azotan a Australia.

Según diferentes medios nacionales e internacionales, Deborah Tabart, líder de la Australian Koala Foundation, declaró que los incesantes incendios han afectado zonas de vital importancia para la supervivencia de los marsupiales, principalmente en la franja del litoral este del país.

e-max.it: your social media marketing partner