En la atmosfera del planeta Venus detectan un indicador de presencia de vida. La nueva evidencia sorprende, pues Venus está catalogada como hostil en grado superlativo para la potencial presencia de la existencia, entre otros factores, porque su presión atmosférica es 90 veces más densa que la de la tierra, equiparada a 1.600 atmósferas en el fondo marino.

Las temperaturas en Venus rondan los 450 grados Celsius, que sufre un efecto invernadero total por lo que se dudaba fuera posible la sobrevivencia de microorganismos, pero la molécula encontrada: el gas fosfina, es producido por una cepa capaz de sobrevivir en ambientes sin oxigeno, al menos en nuestro planeta, donde es altamente inflamable y reactivo, con un olor penétrate y tóxico.

El grupo internacional de científicos ha publicado este día los resultados de su investigación en la revista Nature Astronomy, donde describen que estos microorganismos habitan en las capas altas de la atmósfera de Venus, aunque por el momento reconocen que necesitan seguir estudiando este fenómeno y sus implicaciones en la confirmación de existencia de vida extraterrestre.

 

 

e-max.it: your social media marketing partner