Con motivo del Día Nacional de la Conservación, el Tulum Country Club fue escenario de diversas acciones, con la participación de huéspedes y visitantes.

Desde el 27 de noviembre de 2001 se celebra el Día Nacional de la Conservación, y en la Riviera Maya, la Fundación Eco-Bahía lo conmemoró con actividades, entre ellas una plática donde fue presentada la riqueza biológica de México, incluida la diversidad de flora y fauna que atesoran los ecosistemas terrestres y marinos del país.

Otra de las tareas realizadas por la Fundación Eco-Bahía, estuvo la plantación de árboles en el Centro de Interpretación de la Naturaleza ubicado en el Tulum Country Club, además de una plática dirigida a los pequeños huéspedes y sus familias del complejo Bahia Principe Riviera Maya Resort, sobre la importancia de crear conciencia en las pequeñas acciones personales que se pueden tomar a favor de la conservación del medio ambiente.

 

 

Durante las actividades, Katia Courdurier, directora de la Fundación Eco-Bahía, comentó que contar una extraordinaria riqueza biológica en la Riviera Maya, “nos obliga a conocerla, valorarla y preservarla, por ello debemos actuar, porque es deseable que todos los que somos parte de la comunidad nos involucremos en las labores de conservación y valoraremos nuestros ecosistemas y su biodiversidad”.

Entre las acciones sugeridas que pueden contribuir con nuestro entorno ambiental son:

  • Promover y ser parte de la Educación Ambiental.
  • Ahorrar y no desperdiciar el agua.
  • Aprovechar más la luz solar (ahorro energético).
  • Disfrutar de manera responsable y sustentable los recursos naturales.
  • Separar la basura correctamente: reducir, reciclar y reutilizar.
  • Evitar uso de productos no biodegradables.
  • Sustituir el plástico por el cartón.
  • Evitar el uso de aerosoles.
  • Implementar tecnologías que produzcan el mínimo deterioro ambiental.

 

e-max.it: your social media marketing partner