Deportivismo y elegancia

El nuevo Oyster Perpetual Sea-Dweller DEEPSEA es una muestra del deseo y la  necesidad irresistible de aventura, reto y superación, que desde tiempos inmemoriales nos conduce a explorar latitudes desconocidas y profundos abismos.

Hermético hasta la profundidad extrema de 3.900 metros, este reloj de buceo de nueva generación, confirma la supremacía de Rolex en el dominio de la hermeticidad y muestra la incansable búsqueda de la excelencia.

El Sea-Dweller DEEPSEA es una creación innovadora que se beneficia de grandes adelantos técnicos. Equipado del RINGLOCK SYSTEM, una nueva estructura de la caja patentada, que permite que el reloj resista la colosal presión ejercida a gran profundidad.

 

 

También cuenta, por vez primera, con un doble sistema para alargar el brazalete, lo que facilita la adaptabilidad al traje de buceo para una total comodidad.

Por sus cualidades intrínsecas, el Sea-Dweller DEEPSEA se une a un prestigioso linaje, simbolizando el espíritu pionero que, desde la década de 1950, llevó a Rolex a crear relojes de buceo como el Submariner y el Sea-Dweller.

Su nombre también hace referencia al Deep Sea Special, prototipo experimental que en 1960 llegó a la profundidad de 10.916 metros en la Fosa de las Marianas.

De ahí que en términos de robustez, precisión y fiabilidad, el Sea-Dweller DEEPSEA responda a las máximas exigencias de los buzos profesionales.

 

Texto: Enrique Rosas ± Foto: Rolex

e-max.it: your social media marketing partner